Tos

Especialidad de Alergología

¿Qué es la tos?

La tos es un acto o reflejo voluntario o involuntario que limpia la garganta y el conducto respiratorio para deshacerse de irritantes, líquidos, mocos o microbios. La tos puede ser un signo de enfermedad, pero por lo general desaparece por sí sola al cabo de tres semanas. Si la tos es difícil de diagnosticar, puede ser necesaria una radiografía de tórax.

Hay tres fases en la tos, la primera es la inhalación, la segunda es el aumento de la presión en la garganta y los pulmones con las cuerdas vocales cerradas y la tercera es una liberación explosiva de aire cuando las cuerdas vocales se abren.

¿Qué causa la tos?

 Las causas de una tos aguda (de corta duración) pueden ser por:

  • Gripe
  • Resfriado común
  • Laringitis

Una tos crónica puede ser causada por:

La tos es un acto o reflejo voluntario o involuntario que limpia la garganta y el conducto respiratorio

 

Diagnóstico de tos crónica

Si la tos está causada por un resfriado o la gripe, el consejo es descansar, beber líquidos y dejarlo pasar por sí solo. Si, en cambio, está causada por una infección viral y persiste durante más de dos semanas, se necesitará atención médica. Un médico puede realizar pruebas de diagnóstico, como una radiografía de tórax, y enviar una muestra de flema a un laboratorio para analizar la causa de la infección.

Si la tos dura más de tres semanas y no ha mejorado, es mejor visitar al médico.

Tratamiento de la tos crónica

Determinar la causa de la tos crónica es importante para un tratamiento eficaz. Puede haber más de una afección subyacente que esté causando la tos. Los medicamentos que se pueden usar para tratar la tos crónica pueden ser:

  • Los antihistamínicos y descongestionantes que son medicamentos relacionados con las alergias.
  • El tratamiento más eficaz para la tos relacionada con el asma son los broncodilatadores para reducir la inflamación y abrir las vías respiratorias.
  • Los antibióticos se prescriben si hay una infección bacteriana que causa la tos crónica.
  • Los bloqueadores de ácido, si están causados por reflujo de ácido, se le pueden suministrar medicamentos que bloquean la producción de ácido.
  • Supresores de la tos que pueden comprarse sin receta médica, aunque hay poca evidencia que demuestre que son efectivos.

Remedios caseros para ayudar con la tos crónica

Los siguientes consejos ayudarán a aliviar la tos persistente:

  • El agua y los líquidos calientes como el caldo, el té o el jugo pueden aliviar la garganta y ayudar a diluir el moco.
  • Gotas para la tos: pueden aliviar la irritación de la garganta.
  • Un humidificador o una ducha de vapor, ya que el aire hidratado ayuda.
  • Evitar fumar cigarrillos, ya que esto irrita los pulmones y puede empeorar la tos.

Vídeos relacionados con Tos