Vitrectomía

Especialidad de Oftalmología

¿Qué es la vitrectomía?

El humor vítreo se encuentra entre la superficie interna de la retina y la cara posterior del cristalino. Cuando éste está dañado, se recurre a la vitrectomía, una cirugía que, normalmente realizada bajo anestesia local con sedación, tiene como objetivo reemplazar el humor vítreo por una solución salina.

¿Por qué se realiza la vitrectomía?

La función del humor vítreo es proteger la retina logrando que su superficie se mantenga uniforme, consiguiendo una correcta visión. En ocasiones, esta masa gelatinosa se vuelve opaca dificultando la visión. Este puede ser causado por:

  • Desprendimiento de retina
  • Retinopatía diabética
  • Problemas secundarios o inflamaciones del ojo
  • Heridas oculares o traumatismos, agujeros maculares, enfermedades de la mácula o degeneraciones maculares con neovasos
  • Operaciones de cataratas con complicaciones (ocasionalmente)
  • Complicaciones de la uveítis
  • Patologías relacionadas con la alta miopía

Esta operación se lleva a cabo sólo cuando la visión ha disminuido considerablemente e impide seguir un ritmo de vida normal al paciente.

 

¿En qué consiste la vitrectomía?

En primer lugar, se hacen unas pequeñas incisiones en la esclera (capa externa del ojo) para introducir unos delicados instrumentos dentro del globo ocular. Estos instrumentos incluyen una luz de fibra óptica, una cánula de irrigación y un instrumento para cortar y extraer el vítreo. Una vez extraído el vítreo, se puede sustituir por aire, gas o aceite de silicona líquido, en función de la patología.

La intervención suele durar entre una y dos horas y, en algunos casos, se deberá realizar otra cirugía paralela para realizar otros procedimientos paralelos, como hacer un trasplante de córnea o eliminar una catarata.

Preparación para la vitrectomía

Antes de la vitrectomía, se debe realizar un examen ocular detallado, normalmente con una ecografía para mostrar el estado de los tejidos oculares. Otras pruebas que se pueden realizar son la Tomografía de Coherencia Óptica Retiniana (OCT), angiografía fluoresceínica o un test electrofisiológico.

Cuidados tras la intervención

Una vez finalizada la cirugía, se suele retirar el parche de oclusión al cabo de unas horas. El principal síntoma del postoperatorio es un dolor ocular, pero se puede tratar con gotas y pomada para evitar la inflamación intraocular.

En caso de que se haya introducido gas, no se debe viajar en avión ni llegar a alturas superiores a 800-1.000 metros de forma brusca. También se aconseja mantenerse boca abajo o de costado, nunca boca arriba, durante unos días.

Vídeos relacionados con Vitrectomía


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.