Vacuna gripe

Especialidad de Medicina interna

¿Qué es la vacuna para la gripe?

La vacuna para la gripe consiste en preparar al organismo para la generación de anticuerpos que protegen ante la infección del virus, que son introducidos a través de la vacuna.

Cabe recordar que la gripe es una infección respiratoria provocada por el efecto de diversos virus. Gran parte de la población supera la gripe sin necesidad de tratamiento, pero en ocasiones se puede complicar. La gripe puede provocar grandes afecciones sintomatológicas o incluso la muerte. La vacuna contra la gripe es una buena manera de minimizar riesgos frente al virus y la posibilidad de contagiar a otras personas.

El especialista podrá informar al paciente de los diferentes tipos de vacunas que existen, además existen algunas concretas para mayores de 65 años.

El principal motivo para vacunarse contra la gripe es la prevención ante la posible complicación del virus
 

¿Por qué se realiza?

El principal motivo para vacunarse contra la gripe es la prevención ante la posible complicación del virus aunque también existen otros motivos. Es importante que las personas que padecen de enfermedad renal, la diabetes, la infección por el VIH, los problemas de corazón o asma, se vacunen, porque son propensas a que la gripe pueda derivar en enfermedades más graves como una pulmonía. Otros grupos de población, como niños y adolescentes, pueden desarrollar una grave patología denominada síndrome de Reye, si consumen aspirina con asiduidad. Por último, al vacunarse proteges a las personas más próximas que podrían contagiarse de gravedad, como bebés, personas con patologías graves y los ancianos. Se denomina inmunidad de grupo a la acción de vacunarse para proteger a la gente vulnerable de tu alrededor.

¿En qué consiste?

Las vacunas para la gripe provocan que los anticuerpos se generen en el organismo dos semanas después de vacunación. Los anticuerpos ofrecen una efectiva protección contra la infección con los virus incluidos esta vacuna. Esta vacuna protegerá al paciente contra la gripe estacional, y están creadas para ofrecer prevención frente a tres tipos de virus:

  • Virus de la gripe A (H1N1)
  • Virus de la gripe A (H3N2)
  • Virus de la gripe B

También existen otro tipo de vacunas contra la gripe de cuatro tipos de virus, los enumerados anteriormente y uno más:

  • Variante del virus de la gripe B

Preparación para la vacuna de la gripe

Existe una serie de pasos a seguir antes de administrar la vacuna contra la gripe al paciente elegido. Estos pasos se deben seguir religiosamente para asegurar la eficacia de la vacuna.

  • Lavarse las manos con agua y jabón, o alcohol médico (realizar el mismo paso después de la vacunación)
  • Revisar las vacunas que necesita el paciente, así como revisar los antecedentes y registro de vacunación.
  • Asegurarse de elegir correctamente las vacunas correctas y una vez abiertas mantenerlas un corto periodo de tiempo.
  • Revisar la caducidad de la vacuna, el aspecto y el color de la misma
  • Reconstituir la vacuna
  • Por último mantener el envase original de la vacuna.

Cuidados después de la vacuna para la gripe

De la misma manera que la preparación previa, después de inyectar la vacuna el paciente debe seguir una serie de recomendaciones que evitaran algunos problemas.

  • Proteger la zona de inyección con algodón y esparadrapo que podrá ser retirado minutos más tarde.
  • Presionar durante un minuto, evitar frotar, rascar o presionar demasiado fuerte.
  • Tirar todos los materiales usados de forma higiénica siguiendo las normas.
  • Revisar el estado de vacunación del resto de la familia.
  • Informarse de la próxima vacunación.
  •  El paciente deberá permanecer al menos 30 minutos en la sala de espera para ser observado por si sufre alguna reacción adversa.
  • No recomendar paracetamol al paciente de forma diaria para evitar posibles reacciones secundarias. Solamente tomar cuando el paciente padezca fiebre.

Alternativas para la vacuna para la gripe

Como alternativa frente a las vacunas existe una planta curativa llamada Vertatrum Álbum que está recomendada como un posible tratamiento alternativo contra la gripe. Especialmente en los procesos gripales que vienen acompañados de sudor frío en la cabeza, diarrea y vómitos. Por otro lado también es recomendable tomar vitamina C y D. La primera de ellas, la vitamina C, funciona como purificador que combate los virus y se almacena en el interior de las células blancas. Una dosis efectiva contra el virus de la gripe pueden ser 1000 mg de vitamina C cada hora durante seis horas, aproximadamente tres veces al día para prevenir y aliviar los síntomas de la gripe. Por otro lado la vitamina D reduce los síntomas de la gripe y ayuda a su prevención. Según un estudio internacional dirigido por científicos de la Universidad Queen Mary de Londres, demostró que tan solo el 1% de personas que tomaron vitamina D sufrió la gripe.

Vídeos relacionados con Vacuna gripe


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.