Síndrome nefrótico

Especialidad de Medicina interna

¿Qué es el síndrome nefrótico?

El síndrome nefrótico es un conjunto de síntomas en los que aparece proteína en la orina, mientras que los niveles de proteína en sangre son bajos, también se presentan altos niveles de colesterol y triglicéridos, y un alto grado de riesgo de desarrollar coágulos de sangre e hinchazón. Una persona humana necesita proteínas para vivir, existen diversos tipos de proteínas y cada cuerpo utiliza las proteínas de diferentes maneras, en la construcción de huesos, músculos, otros tejidos incluso en la lucha contra las infecciones. En el momento en el que los riñones no funcionan correctamente, permiten que la albúmina, un tipo de proteína, se filtre a la orina del paciente. En el momento en el que la persona no tiene suficiente albumina en la sangre, el líquido se acumula en el cuerpo y causan hinchazón en piernas, pies y tobillos.

¿Pronóstico de la enfermedad?

El final del síndrome puede variar dependiendo de cada paciente. Algunas personas consiguen recuperarse de la afección pero otras, sin embargo sufren una enfermedad renal durante un tiempo prolongado, y pasados unos meses necesitarán una diálisis o un transplante de riñón.

La sintomatología puede variar dependiendo del paciente y de las causas del síndrome nefrótico
 

Síntomas del síndrome nefrótico

El edema es el síntoma que aparece con mayor frecuencia y se puede originar en las siguientes zonas:

  • En la cara y en la zona de los ojos
  • En brazos y piernas, concretamente en los pies y tobillos
  • Zona abdominal

Otros síntomas pueden ser:

  • Erupción cutánea o llagas
  • Espuma en la orina
  • No tener hambre
  • Aumentar de peso debido a la retención de líquidos
  • Espasmos

Pruebas médicas para el síndrome nefrótico

El especialista realizará un primer examen físico y pruebas de laboratorio para comprobar que los riñones funcionan correctamente entre ellas:

  • Prueba de albúmina en la sangre
  • Exámenes de química sanguínea como por ejemplo, pruebas metabólicas básicas y el grupo de pruebas metabólicas al completo
  • Nitrogeno ureico en sangre
  • Prueba de creatinina en la sangre
  • Prueba de orina

En ocasiones pueden aparecer grasas en la orina y los niveles de colesterol y triglicéridos pueden aumentar. Una biopsia de riñón puede ser necesaria para encontrar la causa del síndrome. Se pueden realizar las siguientes pruebas para descartar otras causas:

  • Anticuerpo antinuclear
  • Crioglobulinas
  • Niveles del complemento
  • Prueba de tolerancia a la glucosa
  • Anticuerpos para la hepatits B y C
  • Prueba de VIH
  • Factor reumatoideo
  • Electroferesis de proteínas séricas
  • Serología para sífilis
  • Electroferesis de proteínas urinarias

Por otro lado padecer la enfermedad puede suponer alterar los resultados de estos exámenes médicos:

  • Nivel de vitamina D
  • Hierro sérico
  • Cilindros urinarios

¿Cuáles son las causas del síndrome nefrótico?

Cabe recordar que el síndrome nefrótico está causado por diferentes trastornos que pueden dañar los riñones. El daño de esta enfermedad provoca la expulsión de proteínas en exceso a través de la orina. En los niños la causa más común es la enfermedad de cambios mínimos. En cuanto a los adultos la principal causa es la glomerulonefritis membranosa. En las dos enfermedades los glomérulos de los riñones están dañados. Los glomérulos consisten en estructuras que filtran los desechos y líquidos.

Existen otras causas tales como:

  • Cáncer
  • Enfermedades como: diabetes, lupus, mieloma y amiloidosis
  • Trastornos genéticos
  • Trastornos inmunitarios
  • Infecciones (amigdalitis, hepatitis o mononucleosis)
  • Consumir ciertas drogas

Pueden manifestarse otros trastornos renales como:

  • Glomeruloesclerosis segmentaria y focal
  • Glomerulonefritis
  • Glomerulonefritis mesangiocapilar

Esta enfermedad puede afectar a pacientes de cualquier edad. En los niños suele aparecer entre los 2 y 6 años de edad. Por otro lado las mujeres son más propensas a padecer este trastorno respecto a los hombres.

¿Se puede prevenir?

La prevención consiste en tratar adecuadamente cada una de las afecciones que puedan desembocar en un síndrome nefrótico.

Tratamientos para el Síndrome nefrótico

El objetivo final del tratamiento es suavizar los síntomas, evitar complicaciones y ralentizar el daño renal. Por otro lado, para controlar completamente el síndrome nefrótico se debe conseguir un tratamiento para la causa que lo provoca. En ocasiones el tratamiento puede ser necesario para siempre.

Los tratamientos pueden ser los siguientes:

  • Mantener la presión arterial en 130/80 mm o por debajo para frenar el daño renal.
  • Corticosteroides combinados con otros fármacos que puedan inhibir o calmar el sistema inmunitario.
  • Realizar tratamientos para los altos niveles de colesterol y de esta forma reducir el riesgo de problemas vasculares y cardiacos.
  • Seguir una dieta baja en sodio qué rebaje la hinchazón de manos y piernas.
  • Combinar con una dieta baja en proteínas.
  • Utilizar suplementos de vitamina D si el síndrome se hace crónico y no existe respuesta frente a la terapia.
  • Consumir anticoagulantes para adquirir la prevención de coágulos.

 

¿Qué especialista lo trata?

El nefrólogo es el especialista encargado de tratar esta enfermedad. Recordemos que la Nefrología es la especialidad dentro de la medicina que se encarga de estudiar la anatomía de los riñones y su funcionamiento. El objetivo de esta especialidad es prevenir, diagnosticar y tratar las enfermedades del riñón y sus resultados finales. Es por esto que el nefrólogo es el especialista más adecuado para tratar el síndrome nefrótico.

loading...
TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.