Prostatectomía (extirpación de la próstata)

Especialidad de Urología

PROSTATECTOMÍA

¿Qué es la prostatectomía?

La prostatectomía es una cirugía destinada a extraer parte o toda la glándula prostática (próstata).

Dicha extirpación de la próstata se puede hacer con una resección uretral o accediendo mediante vía suprapúbica, con una pequeña incisión en el abdomen inferior. Se puede intervenir al paciente bajo anestesia general o local.

¿Por qué se realiza?

La glándula prostática es una cavidad que rodea la uretra y que, al crecer, puede ocasionar problemas para orinar. Si aumenta el tamaño de la próstata (hipertrofia de próstata), puede deberse a un sobrecrecimiento de la glándula (hipertrofia benigna de próstata) o un cáncer (carcinoma prostático).

El paciente puede conocer si sufre un agrandamiento de próstata si padece los siguientes síntomas:

  • Micciones frecuentes con poca cantidad de orina.
  • Necesidad urgente de orinar durante la noche (nicturia).
  • Dificultad para empezar a orinar.
  • Flujo de orina escaso.
  • Goteo cuando se termina de orinar.
  • Sensación de falta de vaciamiento de la vejiga aunque haya orinado.

¿En qué consiste?

Tal como se ha mencionado anteriormente, la prostatectomía puede realizarse mediante dos procedimientos:

  • Resección transuretral: Se lleva a cabo con un citoscopio especial (resectoscopio). Éste se introduce por el orificio de la uretra, situado en el extremo del pene, para acceder a la próstata. Con un instrumento cortante se retira la próstata. Para realizarlo se cauteriza con un bisturí eléctrico y después se deja una sonda en la uretra para permitir que el paciente pueda vaciar la vejiga durante unos días. A la vez sirve como drenaje de sangre o pus.
  • Acceso suprapúbico: La intervención se lleva a cabo con una incisión abdominal a través de la cual se accede a la próstata, para extraerla.

prostatectomía

Preparación para la prostatectomía

La prostatectomía no suele requerir ninguna preparación especial. No obstante, sí es posible que el urólogo indique el cese de ingesta de líquidos. Además, antes de ingresar en quirófano se suele sondar al paciente, para que pueda eliminar la orina restante en el organismo, por lo que será necesaria anestesia.

Cuidados tras la intervención

Tras la prostatectomía el paciente suele permanecer ingresado en el hospital durante 7-10 días. La recuperación total se efectuará a las 3 semanas de la intervención, aproximadamente.

Una vez intervenido, el paciente deberá evitar ingerir café, bebidas con cola y bebidas alcohólicas, porque irritan la vejiga y la uretra.

Existen algunos riesgos puntuales que apenas se dan, pero que pueden ocurrir:

  • Problemas de retención de orina.
  • Alteraciones en la erección del pene, produciéndose impotencia.
  • Infertilidad.
  • Eyaculación retrógrada: paso del semen a la vejiga durante la eyaculación.

En caso de que ocurra alguno de estos riesgos es importante acudir al especialista en Urología, para que estudie correctamente el caso.

Vídeos relacionados con Prostatectomía (extirpación de la próstata)


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.