Prostatectomía Radical Laparoscópica: tratamiento para el cáncer de próstata

Escrito por: Dr. Miguel Ramírez Backhaus
Publicado: | Actualizado: 15/11/2018
Editado por: Top Doctors®

La próstata es una glándula exclusiva del hombre, situada por debajo de la vejiga, envolviendo la uretra y en contacto directo con el músculo esfínter. Generalmente, el tumor se desarrolla en la periferia prostática y en su estadio inicial no da síntomas. Si su esperanza de vida es mayor a diez años es factible que el tumor crezca, rompiendo la cápsula prostática e infiltre el cuello de la vejiga, pudiendo desarrollar metástasis.


Por este motivo, es conveniente diagnosticar el tumor de manera precoz con algunas de las alternativas terapéuticas, entre las cuales se encuentra la prostatectomía radical. Un tratamiento que ha demostrado una mayor eficacia a largo plazo. 

 

¿En qué consiste el procedimiento?


El procedimiento consiste en la disección de la próstata de sus estructuras vecinas. Debemos tener en cuenta que para preservar el músculo esfínter (permite el paso de una sustancia de un órgano a otro) para la correcta recuperación de la continencia postoperatoria. El procedimiento quirúrgico precisará de anestesia general. Posteriormente, se procede a coser la vejiga con la uretra para la correcta salida de la orina y se utilizará una sonda uretral que el paciente deberá llevar de 7 a 10 días. 


Las técnicas laparoscópicas permiten realizar el procedimiento con 5 orificios de 5 y 10 mm, generando menos dolor postoperatorio y un alta más precoz. En los casos en que haya poca cantidad de cáncer y tumores de baja o media agresividad, siempre que el paciente esté interesado, se podrá practicar una cirugía con conservación de haces neurovasculares (cordones arteriales y nerviosos que rodean la próstata). Lo que permitirá al paciente con alta probabilidad recuperar sus erecciones tras un programa de rehabilitación. 


Del mismo modo si el paciente no es sexualmente activo, impotente o no está interesado en la actividad sexual se resecaran los nervios adyacentes a la próstata para una mayor seguridad oncológica. 

 

Posibles riesgos


Las complicaciones de la prostatectomía radical residen en la posición anatómica de la próstata y en la dificultad de separar la próstata de sus órganos vecinos sin dañarlos. No obstante, estas complicaciones se producen en un mínimo porcentaje de pacientes y, aún menos, si cuentan con un buen equipo de cirujanos con larga trayectoria.  

 

Por Dr. Miguel Ramírez Backhaus
Urología

El Dr. Ramírez Backhaus es un prestigioso especialista en Urología. Licenciado porla Universidad de Navarra y Doctor "cum laude" por la Universidad de Valencia. Formado en el Servicio de Urología del Hospital La Fe, completó su formación haciendo un fellow en cirugía laparoscópica en el servicio de Urología de Leipzig. Volvió al Hospital la Fe y, posteriormente, se trasladó al Hospital de la Ribera, donde fue pionero en la aplicación de la laparoscopia pélvica. Colabora en varios proyectos de investigación científica internacionales multicéntricos. Es miembro del Comité Editorial de la revista “Archivos Españoles de Urología”, "Actas urológicas", "BMC urology" e  “International Journal of Urology”. Ha realizado distintas estancias internacionales en distintos centros urológicos referentes en urooncología, a destacar MSKCC en Nueva York. Además, ha realizado 3 másters de postgrado, entre los que destaca en máster en oncología molecular del CNIO. Actualmente es co-director de Urosalud, la unidad de Urología del Hospital Casa de Salud de Valencia. 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes