Lifting de glúteos

Especialidad de Cirugía plástica, estética y reparadora

¿Qué es un lifting de glúteos?

Un lifting de glúteos es un procedimiento que enfocado a la corrección de la llamada ptosis del glúteo, también llamada comúnmente “culo o nalgas caídas”, que se produce con el paso del tiempo, tras el embarazo o tras una pérdida importante de peso, hecho que da una imagen “cuadrada” de los glúteos. Así, a través de este tratamiento —normalmente realizado bajo sedación— se consigue recuperar la posición original a la vez que se remodela la zona.

¿Por qué se realiza?

El lifting de glúteos se utiliza con el fin de corregir la flacidez que aparece en las nalgas debido al envejecimiento, después de un embarazo o tras perder peso. Una vez que aparece esta flacidez en la piel y en los músculos, la silueta redondeada de antaño desaparece. De esta manera, en la parte superior de los glúteos se da un déficit de volumen mientras que en la parte inferior existe un exceso de volumen, quedando una imagen “cuadrada” de los glúteos. Con el lifting se elimina la grasa y la piel sobrante, por lo que se mejora la silueta tanto de cintura, caderas y glúteos. Así, esta intervención es frecuente en mujeres mayores, aunque también en hombres y tras dietas que han supuesto una gran pérdida de peso.

¿En qué consiste?

El lifting de glúteos se puede realizar como un proceso independiente o mediante una combinación con lipoescultura o implantes/prótesis de glúteos. Existen diversos procedimientos para afrontar un lifting de glúteos: el lifting de glúteos al uso, corrección del pliegue de los glúteos, el lifting de glúteos brasileño y el lifting de glúteos con implantes. La duración de la intervención tiene una duración de entorno a una hora y media o dos horas, y una vez especificados los resultados deseados y realizados los dibujos pertinentes en la piel del paciente, el cirujano realizará una incisión elíptica para eliminar la grasa y la piel sobrantes. Una vez realizado, el tejido es suturado mediante capas con hilo soluble, y la piel se sutura con puntos de sutura, aunque en ocasiones se pueden incorporar drenajes para eliminar las posibles secreciones de la herida, drenajes que son retirados al cabo de unos días.

Preparación para el lifting de glúteos El preoperatorio de un lifting de glúteos es sencillo. En primer lugar cabe realizar una evaluación del paciente para determinar cuál será el tratamiento más adecuado. Será necesario también realizar una analítica y diversas pruebas para comprobar el estado cardíaco y del aparato respiratorio. No obstante, será imprescindible seguir las indicaciones del cirujano, tales como el tiempo de ayuno previo a la intervención, posibles medicamentos a evitar…

Pautas a seguir tras un lifting de muslos

Tras someterse a este tratamiento será necesario seguir unas instrucciones para pasar el postoperatorio sin complicaciones. Es importante disponer de transporte, ya que tras la intervención será imposible conducir. Se recomienda que un adulto le haga compañía al menos durante las primeras 48 horas. De manera individual, se puede recomendar el uso de una venda elástica durante un periodo aproximado de tres a seis semanas. Esta venta dará soporte y ayudará tanto a cicatrizar como a reducir la inflamación, y deberá llevarse día y noche. El resultado será visible cuando la inflamación haya desaparecido casi por completo, en un plazo de entre seis a doce semanas, aunque el resultado final no se podrá ver hasta un año después del procedimiento, siendo sus resultados permanentes en el tiempo.

loading...
TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.