Masculinización facial

¿Qué es la masculinización facial?

La masculinización facial es una técnica enfocada a definir y resaltar los rasgos faciales masculinos.

Este tratamiento se encuentra en la vanguardia de la medicina estética masculina.

¿Por qué se realiza?

El objetivo de este tratamiento es estético.

Las facciones que definen la apariencia masculina son subjetivas y cada uno puede tener una percepción diferente. Aunque ciertos rasgos varoniles característicos suelen ser:

  • Mentón marcado
  • Mandíbula definida siguiendo un ángulo recto
  • Nariz prominente
  • Pómulos pronunciados
  • Frente ancha

En la masculinización facial se suele buscar una potenciación de estos rasgos, para ello, el tratamiento comienza con un estudio previo de la fisionomía de la persona y las necesidades del paciente.

 


¿En qué consiste?

La técnica que se utilizar para la masculinización facial es sin cirugía, utilizando el ácido hialurónico, un relleno infiltrable específico para esta zona y capaz de modificar la apariencia facial sin pasar por un procedimiento quirúrgico.

El ácido hialurónico se inyecta a través de agujas ultra finas, remodelando las facciones de modo indoloro. Se aplican principalmente al borde mandibular, concretamente, al mentón y al ángulo de la mandíbula, para definir el óvalo en función de los parámetros de masculinidad. Asimismo, y en función del paciente, se llega a usar en zonas como la nariz, los labios o los pómulos. En sujetos maduros, puede incluir acciones para reducir los signos de la edad como las arrugas o la flacidez.

El tratamiento suele durar unos 45 minutos y los resultados serán más que evidentes, manteniéndose visibles entre 12 y 18 meses aproximadamente.

Cuidados tras la intervención

Tras el tratamiento es posible que el paciente pueda presentar los siguientes efectos secundarios:

  • Pequeños hematomas en las zonas tratadas
  • Leve inflamación y dolor

Estos efectos desaparecerán pasados pocos días por lo que no necesitaras de medicamentos ni cuidados especiales, recomendamos poner hielo en la zona y descansar.

Alternativas a este tratamiento

Algunos tratamientos que pueden ser alternativos a la infiltración de ácido hialurónico con el fin de la masculinización facial sería una la rinomodelación, técnica que sirve para reesculpir la nariz, o la aplicación de hilos tensores, para definir la mandíbula y eliminar la papada.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..