Inmunomodulación

 

¿Qué es la inmunomodulación?

La inmunomodulación es la manipulación de manera específica del sistema inmunológico mediante la inmunización activa, produciendo una interacción que estimula o inhibe la respuesta inmune para restaurar el equilibrio perdido por diferentes causas del sistema inmunológico.

Los inmunomoduladores son las sustancias biológicas o compuestos químicos definidos empleados con satisfacción para la prevención y el tratamiento de enfermedades virales, bacterianas producto de la inmunodeficiencia, cuando los tratamientos como la radio o quimioterapia rompen el equilibrio del sistema inmune.

Existen tres tipos de inmunomoduladores, según su acción: los que actúan sobre el sistema inmune normal, sobre el sistema inmunodeprimido y los que actúan en ambos.

 

¿Por qué se realiza la inmunomodulación?

Los agentes inmunoestimuladores son capaces de potenciar los mecanismos de defensar para protegerse de las infecciones. Su principal objetivo radica en su modo de acción, al estimular a los efectos inmunológicos del paciente. Este tipo de tratamiento es muy útil para tener la capacidad de aumentar o disminuir la respuesta inmune funcionando como terapia adyuvante en enfermedades neoplásicas, alérgicas o inmunodeficientes.

 

¿En qué consiste la inmunomodulación?

La inmunomodulación se puede producir mediante mecanismos directos o indirectos. Los directos involucran la interacción de un inmunomodulador y/o su metabolito con un componente de las células del sistema inmune. Así, el estímulo modulador induce una modificación directamente en las funciones de las células del sistema inmune. Los indirectos, por su parte, el inmunomodulador interacciona con un componente que no pertenece a las células efectores del sistema inmunológico.

Estas interacciones estimulan o inhiben la liberación de un mecanismo directo, medible tanto in vivo como in vitro, o indirecto medible solo in vivo.

Muchos de los mecanismos de acción de los inmunomoduladores están basados en la alteración que producen en la actividad de las células inmunes, tales como cambios en la expresión de genes, procesamiento del ARN mensajero, transporte intracelular de proteínas, síntesis proteica y la secreción y expresión de proteínas en la superficie celular, lo cual produce cambios celulares que pueden influir en la inducción, mantenimiento y regulación de la respuesta inmune.

 

Preparación para la inmunomodulación

No se necesita ninguna intervención previa, ya que su aplicación suele ser a través de la administración de medicamentos que ayudan a activar, reforzar o restaurar la función inmunitaria normal. Por tanto, son administrador vía oral, aunque también pueden ser administrados vía endovenosa o subcutánea de manera aislada o combinada con otros.

La aplicación del tratamiento suele ser vía oral con medicamentos que
ayudan a activar, reforzar o restaurar la función inmunitaria normal

Cuidados tras la intervención

No es necesario ningún cuidado específico después de su aplicación.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar sus preferencias AQUI.