Estereoscopia

¿Qué es la estereoscopía?

La estereoscopía es una técnica capaz de recoger información visual tridimensional y/o crear la ilusión de profundidad mediante una imagen estereográfica, un estereograma, o una imagen 3D (tridimensional).

¿En qué consiste?

Esta técnica consiste en presentar una semiimagen, es decir, una imagen desde una perspectiva ligeramente diferente a la de la otra, en cada ojo. De este modo, la combinación de ambas semiimágenes se visualiza como la forma habitual en la que vemos. En este caso, se visualizan imágenes del interior del cuerpo del paciente.

¿Por qué se realiza?

La estereoscopia se puede aplicar a varios campos. En el caso de la medicina, ayuda a visualizar la anchura, longitud y profundidad de imágenes del interior del cuerpo a partir de imágenes obtenidas mediante TAC o Resonancia Magnética Nuclear, tanto para la enseñanza o la investigación como para diagnóstico e intervenciones.

Así pues, la estereoscopia ayuda a detectar con fiabilidad cuerpos extraños, malformaciones, la distancia entre órganos, ampliando la información que aportaría una radiografía tradicional.

Preparación para la estereoscopia

¿Qué se siente durante el examen?

Significado de resultados anormales

Como se ha explicado anteriormente, la estereoscopia ayuda a detectar anomalías o cuerpos extraños en el interior del paciente. Además, también se puede aplicar al diagnóstico de enfermedades oculares.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..