Espondiloartrosis

Dr.Prof. Eliseo Pascual Gómez - Reumatología

Publicado el: 13/11/2012

Índice

  1. ¿Qué es la espondiloartrosis?
  2. Pronóstico de la enfermedad
  3. Síntomas
  4. Pruebas médicas
  5. ¿Cuáles son sus causas?
  6. ¿Se puede prevenir?
  7. Tratamientos para la espondiloartrosis
  8. ¿Qué experto la trata?

 

¿Qué es la espondiloartrosis?

La espondiloartrosis artrosis de la columna vertebral es una enfermedad degenerativa de los cartílagos de las articulaciones que puede afectar a la zona cervical, lumbar o dorsal.

Las causas de esta afección pueden ser la edad, traumas, deformidad vertebral, infecciones, obesidad, sobrecarga, problemas posturales y otras alteraciones, como reumatismo o enfermedades del colágeno.

El principal síntoma de la espondiloartrosis es el dolor en la zona afectada, aunque la dorsal puede ser asintomática. En el caso de la artrosis lumbar, el dolor se localiza en la parte baja de la espalda y se suele extender hacia los glúteos, y en algunos casos hacia las piernas.

El tratamiento inicial debe ser con medicamentos y fisioterapia. La cirugía se reserva para los casos de dolor persistente y no controlable con la medicación.

 

Pronóstico de la enfermedad

El pronóstico de la enfermedad es impredecible, algunos pacientes sufren una evolución crónica y progresiva, por el contrario otros sufren un curso irregular con episodios de recaída o complicación de los síntomas.

Sin embargo, existen algunos pacientes con signos radiográficos de artrosis en la columna que prácticamente no presentan ningún síntoma.

La espondiloartrosis es un cambio relacionado con la edad de
las vértebras y los discos de la columna vertebral

 

Síntomas de la espondiloartrosis

Entre los síntomas más comunes de la espondiloartrosis se pueden identificar:

  • Dolor localizado en la zona de la espondiloartrosis; en general, dolor de espalda o en el cuello.
  • Hernia de disco: en el caso de padecer un nervio pellizcado, puede que el dolor se extienda hasta alguna extremidad ya sean brazos o piernas. También puede causar entumecimiento y hormigueo. En los casos en que el nervio esté gravemente pellizcado, se puede producir una cierta debilidad en las extremidades.

En todo caso, los síntomas de las espondiloartrosis dependen de la localización del desgaste de los discos.

 

Pruebas médicas para la espondiloartrosis

Existen diferentes pruebas a la hora de determinar el diagnóstico definitivo de la espondiloartrosis. El medico iniciará la consulta realizando unas preguntas al paciente y a continuación someterá a este a un examen físico que incluirá:

  • Comprobación de la amplitud de movimiento en la zona problemática.
  • Prueba de reflejos y fuerza muscular para saber si existe presión sobre nervios de la médula espinal.
  • Observación si la compresión de la médula está afectando al paciente al caminar.

Entre otras pruebas el especialista puede practicar:

  • Pruebas de imagen: Radiografías, tomografía computarizada, resonancia magnética, melografía.
  • Pruebas de función nerviosa: Electromiografía, estudios de conducción nerviosa.

 

¿Cuáles son las causas de la espondiloatrosis?

La espondiloartrosis aparece de forma natural mediante el envejecimiento del ser humano.

A mayor edad, los huesos y ligamentos de la columna vertebral sufren un desgaste que puede conducir a:

  • Espolones óseos
  • Degeneración y debilidad de discos invertebrales
  • Hernia de disco
  • Discos abultados
  • Artrosis de las articulaciones
  • Ligamentos rígidos

 

¿Se puede prevenir?

No existe prevención para la espondiloartrosis. Sin embargo, entre los factores de riesgo se encuentran:

  • Edad: una parte normal del envejecimiento.
  • Ocupación: los oficios con movimientos repetitivos o con posiciones complicadas pueden causar tensión en la columna.
  • Lesiones anteriores: este tipo de lesiones pueden incrementar el riesgo de espondiloartrosis.
  • Factores genéticos.

 

Tratamientos para la espondiloartrosis

La espondiloartrosis se trata de un proceso degenerativo por lo tanto no existe un tratamiento concreto para revertir esta enfermedad.

Sin embargo, existen algunos tratamientos orientados al alivio del dolor:

  • Autocuidado
  • Fisioterapia
  • Terapias adyuvantes (quiropráctica y acupuntura)
  • Procedimientos mínimamente invasivos con inyecciones o cirugía
  • Medicamentos
  • Ejercicios
  • Fisioterapia
  • Cirugía

 

¿Qué especialista lo trata?

El reumatólogo es el especialista que trata la espondiloartrosis. Desde Top Doctors ofrecemos a los mejores profesionales y especialistas según su especialidad con la misión de que el paciente pueda elegir el médico que más se adapte a sus necesidades.