Esguince de rodilla

¿Qué es el esguince de rodilla?

Lesión de uno o varios ligamentos de la rodilla. Esta articulación está compuesta por cuatro ligamentos:

  1. ligamento lateral externo
  2. ligamento lateral interno
  3. ligamento cruzado anterior
  4. ligamento cruzado posterior

El esguince de rodilla puede ser parcial o completo.

Pronóstico de la enfermedad

El pronóstico del esguince de rodilla dependerá del grado de este. De esta manera, los esguinces parciales suelen tener un buen pronóstico, siempre que se tenga una recuperación correcta con algo de paciencia. El programa de recuperación incluye medidas inflamatorias y una propuesta de ejercicios por el especialista en Traumatología.

En los esguinces completos, el pronóstico es más complicado. En algunos casos habría que valorar la cirugía reparadora, aunque no es lo más común. El tiempo de recuperación se puede extender entre 3 o 6 meses con diferentes factores a tener en cuenta dependiendo del paciente.
 

Síntomas del esguince de rodilla

Los síntomas de un esguince de rodilla son muy concretos y suelen darse en el mismo momento que se produce la lesión:

  • Sentir un chasquido en la articulación (puede incluso escucharse)
  • Dolor continuo al tratar de caminar y/o al tacto
  • Disminución de la capacidad de movimiento de la articulación y rigidez de la misma
  • Dificultad para caminar
  • Inflamación y enrojecimiento de la zona afectada
  • Hemorragia interna que causa la aparición de un moratón
     
El tratamiento del esguince de rodilla depende de su grado de severidad y de los ligamentos que estén comprometidos.
 



Pruebas médicas para el esguince de rodilla

El diagnóstico del esguince de rodilla es principalmente clínico. El médico sospecha que un paciente tiene un esguince de rodilla cuando el paciente presenta los síntomas típicos, como hinchazón.

Se pueden realizar estas pruebas para hacer un buen diagnóstico:

¿Cuáles son las causas del esguince de rodilla?

Los principales motivos de sufrir un esguince de rodilla suelen estar causados por la flexión o torsión de la rodilla, cuando el pie está apoyado firmemente en el suelo. Cuando se practican determinados deportes como el fútbol o el baloncesto, un traumatismo puede provocar un movimiento más allá de los límites anatómicos de la articulación.

Igualmente, cualquier gesto que implique una caída o un impacto pueden provocar en la rodilla un movimiento de torsión mientras que el pie permanece bloqueado.
 

¿Se puede prevenir?

Para prevenir el esguince de rodilla teniendo estas medidas en cuenta:

  • Mantener un buen estado físico
  • Tonificar la musculatura de la rodilla y del resto de articulaciones
  • Hacer ejercicios de propiocepción
  • Controlar el peso corporal para evitar el sobrepeso
  • Hacer ejercicios y entrenamientos con precaución
  • Mantener un buen tono muscular
  • Elegir el calzado adecuado
  • Recurrir a rodilleras-ortesis en determinadas ocasiones bajo control médico
  • No volver a realizar actividad física sin la aprobación de profesionales
     

Tratamientos para el esguince de rodilla

El tratamiento del esguince de rodilla depende de su grado de severidad y de los ligamentos que estén comprometidos:

  • Ligamentos laterales medial y lateral: reposo, hielo, antiinflamatorios y en algunos casos requiere el uso de un estabilizador como una rodillera.
  • Ligamentos cruzado anterior y posterior: dependiendo de la edad, las actividades que realiza el paciente y si reporta posteriormente inestabilidad de rodilla, el tratamiento es de manejo quirúrgico.

La fisioterapia es fundamental para la recuperación de la rodilla, en estas sesiones se realizan ejercicios de fortalecimiento y propiocepción, es decir, aquellos ejercicios que enseñan a una articulación a volver a enfrentarse a las desigualdades del piso.
 

¿Qué especialista lo trata?

El especialista en Fisioterapia ofrece soluciones terapéuticas no farmacológicas para múltiples tipos de dolencias, entre ellas está el esguince de rodilla.

El especialista en Traumatología trabaja en la prevención, el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades y lesiones del sistema músculo- esquelético. La finalidad del traumatólogo es tratar quirúrgica y ortopédicamente las lesiones o fracturas de los huesos, los músculos, las articulaciones y los ligamentos.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..