Ventajas de la Terapia de Presión Negativa Intermitente (TPNI)

Escrito por: Dr. Ricard Huélamo
Publicado:
Editado por: Alicia Arévalo

La Terapia de presión negativa intermitente (TPNI) es un método no invasivo que se realiza a través de una máquina, llamada VACU, que se encarga de la recuperación y rehabilitación de la zona a tratar mediante una estimulación cardiovascular y una mejora de la circulación sanguínea.


Funciona con la alternancia del vacío, combinando dos fases. Comienza aplicando presión negativa (dilatación capilar) y continúa con la presión positiva (incremento del flujo linfático).


El tratamiento se compone de sesiones de 30 a 45 minutos. El número de sesiones vendrá determinado por la prescripción que realice el especialista.

 

La Terapia de Presión Negativa Intermitente (TPNI) se utiliza para el tratamiento de heridas complejas.
 

¿Qué patologías trata la TPNI?

Se aplica en el tratamiento de cicatrización de heridas complejas, sobre fracturas del pie diabético, psoriasis y hongos en la piel, entre otras. Hay muchas otras patologías que puede tratar:

  • Insuficiencia crónica
  • Insuficiencia venosa
  • Síndrome post trombótico
  • Celulitis
  • Problemas vasculares
  • Recuperación deportistas
  • Tejido débil
  • Eliminación ácido láctico
  • Venas varicosas
  • Estrés muscular
  • Hematomas
  • Pies hinchados
  • Lesiones de fibras
  • Heridas
  • Fatiga
  • Esguinces
Máquina a través de la cual se realiza la terapia de presión negativa intermitente (TPNI).
 



Ventajas de la Terapia de presión negativa intermitente

Las principales ventajas que ofrece esta terapia son:

  • Estimulación cardiovascular
  • Mejora de la circulación sanguínea
  • Activación del flujo linfático
  • Aceleración de la cicatrización de heridas
  • Efecto analgésico, es decir, alivio del dolor

Por Dr. Ricard Huélamo
Fisioterapia

El Dr. Huélamo es un reconocido fisioterapeuta a nivel internacional, con amplia experiencia que actualmente dirige al excelente cuadro médico de la Clínica Rihuma. Se formó en la Universidad Internacional de Cataluña y en la Universidad de Portland (EE.UU.), donde comienza su carrera como fisioterapeuta de algunos de los deportistas más importantes a nivel nacional e internacional, como el futbolista Zinedine Zidane o los pilotos de Fórmula 1 Mark Webber y Marc Gené, entre otros. Así, su exhaustiva formación y excelente carrera le han convertido también en un referente en la Fisioterapia Deportiva, trabajando un total de dos años en la NBA, nueve años en la Fórmula 1 y otros cinco años en MotoGP.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..