Endarterectomía carotídea

Especialidad de Angiología y Cirugía vascular

¿Qué es la endarterectomía carotídea?

Las arterias carótidas se consideran unos de los mayores sistemas arteriales del cuerpo humano. Se localizan a los lados del cuello y su función es transportar sangre rica en oxígeno desde el músculo cardíaco hasta el cerebro. Las carótidas a menudo sufren las consecuencias negativas de la aterosclerosis. Esta última se caracteriza por la acumulación de placas en los vasos sanguíneos. Las placas, que se forman a partir de sustancias como la grasa, el colesterol y el calcio, pueden provocar la oclusión de las arterias y, por lo tanto, pueden conllevar un riesgo de trombosisembolia y accidente cerebrovascular. La endarterectomía carotídea es una operación quirúrgica que tiene como objetivo eliminar las obstrucciones de las arterias carótidas.

Las arterias carótidas se consideran unos de los mayores sistemas arteriales del cuerpo humano

¿Por qué se realiza?

Debe recurrirse a la endarterectomía carotídea en los siguientes casos:

  • Cuando la oclusión de las venas carótidas es del 60%.
  • Cuando las carótidas se estrechan en un 50% y el paciente ha sufrido un accidente cerebrovascular.

¿En qué consiste?

El procedimiento dura aproximadamente dos horas y se realiza bajo anestesia general o local. El cirujano hace una incisión cerca de la arteria carótida a tratar e impide que la sangre pase a través de ella para trabajar cómodamente. La placa que bloquea la arteria carótida se retira mediante una segunda incisión; las incisiones se suturan o se cierran con un parche de tejido. Finalmente, se restablece el flujo sanguíneo dentro de la arteria carótida.

Preparación para la endarterectomía carotídea

Antes de que se pueda realizar la cirugía, se deben realizar pruebas rutinarias para estudiar la ubicación de la obstrucción de la arteria carótida o las oclusiones. A continuación se incluye una lista de estas pruebas de diagnóstico:

  • Ecografía carotídea: una sonda ultrasónica que se apoya en el cuello proyecta en una pantalla imágenes que representan la morfología de las arterias carótidas;
  • Angiografía carotídea: se inyecta un líquido de contraste en las carótidas que será visible mediante la observación con rayos X;
  • Angio-resonancia magnética: de manera similar a la angiografía carotídea, se utiliza un líquido de contraste para observar las arterias carótidas, pero utilizando resonancia magnética
  • Angio-TAC: es un TAC que, como en los dos casos anteriores, utiliza un líquido de contraste para detectar trastornos de la arteria carótida.

Recuperación postoperatoria

Es normal experimentar dolor en el cuello cerca de la carótida y dificultad para comer alimentos de consistencia dura durante un par de días. Después de la operación, el paciente permanecerá hospitalizado durante 2 días aproximadamente. El paciente puede volver al trabajo después de unas 3 semanas de media. Si los puntos en el cuello no son reabsorbibles, su médico le indicará el mejor momento para retirarlos.

Tratamientos alternativos

Si la obstrucción de la arteria carótida se encuentra en un lugar de difícil acceso, o si el paciente no goza de un buen estado de salud general, la endarterectomía carotídea puede estar contraindicada. En estos casos, existen otras técnicas terapéuticas, como la angioplastia carotídea. Para más información, puede consultar a un Cirujano Vascular.

loading...
TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.