Ecografía transfontanelar

Especialidad de Neurología infantil

¿Qué es la ecografía transfontanelar?

La ecografía transfontanelar es una prueba diagnóstica que emplea sonidos de muy alta frecuencia, también conocidos como ultrasonidos, para poder observar los órganos del cuerpo en niños. Estos ultrasonidos son emitidos por una sonda llamada translocutor que varía según la parte del cuerpo a estudiar.

Es un buen método para poder detectar posibles malformaciones, tumores, hemorragias o patologías en recién nacidos.

¿En qué consiste?

La prueba consiste en realizar una ecografía a través de las fontanelas, que son los espacios entre los huesos del cráneo de los recién nacidos y lactantes. Esto permite que la cabeza pueda amoldarse y pasar a través del canal de parto, además de proporcionar al cerebro el suficiente espacio para desarrollarse.

En el caso de la ecografía, las fontanelas hacen la función de ventana para poder ver el interior del cráneo mediante las sondas. En general la fontanela anterior, ubicada en la parte superior de la cabeza, es la que más información puede proporcionar, tanto en recién nacidos, como lactantes y prematuros.

¿Por qué se realiza?

La ecografía transfontanelar se realiza para observar el interior del cráneo, además de poder estudiar las arterias, el cerebelo y el resto de órganos que se ubican dentro de la cavidad craneal y diagnosticar patologías asociadas a estos órganos.

La ecografía también permite detectar si hay líquido en partes que no debe, por lo que es de gran utilidad para ver posibles hemorragias dentro del cráneo. Incluso se recurre a esta prueba para detectar tumores, malformaciones e infartos o trombos dentro de las arterias.

La ecografía transfontanelar permite detectar malformaciones, lesiones y patologías en recién nacidos

Preparación para la ecografía transfontanelar

Este tipo de ecografía no requiere ningún tipo de preparación, puesto que se realiza también sin anestesia y no resulta molesta ni dolorosa. No es preciso suministrar al paciente medicación ni contrastes antes de la prueba ni tras haberla realizado.

¿Qué se siente durante el examen?

La prueba utiliza sonidos de alta frecuencia que son inocuos para el ser humano, por lo que no resulta molesta ni dolorosa para el recién nacido. Por otra parte, no usa radiaciones como otras pruebas como la radiografía o la tomografía, también conocida como TAC. Por lo que resulta ser una técnica de imagen ideal para realizar en prematuros, recién nacidos y lactantes.

Significado de resultados anormales

Unos resultados anormales en una ecografía transfontanelar pueden ser la detección de alguna patología o malformación en un órgano. Pueden desarrollarse desde lesiones, hemorragias, tumores, infartos y trombos, entre otras enfermedades.

Si el especialista obtiene un resultado anormal tras la prueba es posible que remita al paciente a otro especialista para poder realizar un tratamiento adecuado según la patología que sufra el recién nacido.

Avances

La ecografía transfontanelar puede no resultar del todo útil si existen problemas derivados de partos complicados, si hay malformaciones complejas o lesiones en algunas partes concretas el cerebro. En estos casos otra prueba diagnóstica que puede ofrecer unos resultados más ajustados es la resonancia magnética.  

loading...
TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.