Corrección genu varo (piernas arqueadas)

Especialidad de Traumatología

¿Qué es el genu varo?

Es el término que se utiliza para referirse a una deformidad postural de las rodillas en la que, cuando los tobillos se tocan las rodillas están separadas entre sí. El efecto es que las piernas están arqueadas hacia fuera. Esto es muy común en los niños pequeños entre 1 y 2 años, especialmente si han empezado a caminar pronto. Normalmente, en torno a los 3 años se resolverá de forma espontánea (genu varo fisiológico). Si no es así, el grado de arqueamiento es muy elevado o existe una enfermedad ósea, lo indiccado es hacer una cirugía correctora para recuperar la alineación.

Ejemplo de piernas que padecen el genu varo
 

¿Por qué se realiza la corrección del genu varo?

La corrección del genu varo se realiza para conseguir los siguientes objetivos:

  • Elongar los ligamentos distendidos y la musculatura de la cara interna de la pierna.
  • Fortalecer y potenciar los siguientes músculos: glúteo mayor, glúteo medio, aductores, tensor de la fascia lata, bíceps crural, vasto externo del cuádriceps, peroneos, tríceps sural y extensor común de los dedos del pie.
  • Conseguir el equilibrio de las cargas a través de las rodillas para disminuir la sobrecarga de los meniscos internos.
  • Conseguir una simetría dentro de las posibilidades.
  • Prevención de posibles problemas de pelvis.
  • Prevención de deformidades de la columna en el plano sagital o frontal.
  • Aumentar el tiempo de bipedestación.
  • Evitar otro tipo de lesiones.
  • Conseguir una buena postura al caminar.

¿En qué consiste?

El varo de rodilla se trata de una deformidad frecuente que sufren los niños en sus rodillas. Su forma fisiológica se corrige mediante el desarrollo físico del niño, pero si esta deformidad sigue estando presente pasados los dos años es posible que el problema permanezca de por vida. Cabe destacar que es necesario diferenciar este proceso fisiológico con la enfermedad de Blount o tibia vara, que se trata de una particularidad física basada en una inclinación hacia el exterior de la pierna en relación con el muslo, y que da la forma de arco. Generalmente la angulación medial de fémur y tibia, está involucrada.

Preparación para la corrección de genu varo

En los casos más graves, el genu varo del niño requerirá tratamiento quirúrgico. Durante este procedimiento el cirujano colocará una grapa en la tibia, concretamente en el lado externo del cartílago de conjugación, en otras palabras, el cartílago ubicado en las partes extremas del hueso que posibilita su crecimiento. Después los huesos comenzarán su crecimiento en el lado interno de la rodilla de manera más lenta que en el lado externo. De esta forma se equilibra el crecimiento y se corrige la deformidad del niño al mismo tiempo.

Cuidados tras la intervención

Tras la operación es necesario que el paciente permanezca 3 o 4 semanas en silla de ruedas hasta que más adelante pueda moverse con la ayuda de muletas, y por último caminará sin ninguna ayuda. El paciente también deberá permanecer durante dos semanas en la clínica realizando una rehabilitación con los especialistas de la clínica, y permaneciendo bajo observación médica del profesional que le ha atendido. La rehabilitación mínima para los pacientes mayores de 35 años es de 4 meses. Si todo el proceso de rehabilitación se realiza sin ninguna complicación y los aparatos se retiran, no se podrá realizar ningún esfuerzo físico durante dos meses aproximadamente.

loading...
TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.