Cirugía fetal

Especialidad de Ginecología y Obstetricia

¿Qué es la cirugía fetal?

La cirugía fetal cubre una serie de técnicas y procedimientos utilizados para tratar los defectos del parto en los fetos. Es un área creciente de la medicina que pretende tratar casos donde la afección podría estar muy avanzada en el momento en que el bebé nace.

¿Por qué se realiza?

En el pasado la cirugía fetal estaba prevista solo en casos donde el feto tuviera una afección en la que peligrara su vida. Estos podían incluir:

  • Tumores en los que peligrara el corazón y el sistema cardiovascular
  • Teratoma sacrococcígeo, un tumor que crece en el coxis y puede privar al feto de nutrientes esenciales
  • Hernia diafragmática congénita, un defecto congénito que impide el desarrollo de los pulmones
  • Síndrome de transfusión de gemelo a gemelo, una afección con una alta tasa de mortalidad en la que uno de los gemelos no recibe suficiente sangre de la placenta compartida
  • Obstrucción del tracto urinario
La cirugía fetal cubre una serie de técnicas y procedimientos utilizados para tratar los defectos del parto en los fetos

Sin embargo, la cirugía fetal se utiliza actualmente para tratar un número de afecciones que no ponen en peligro la vida. Son la conclusión de una cantidad cada vez mayor de investigaciones que comparan los resultados de los niños que han sido operados antes con los que lo fueron después del nacimiento. Para algunas afecciones, recibir la cirugía antes del nacimiento ha reducido drásticamente el riesgo de deterioro físico o mental y ha permitido una calidad de vida mucho mejor.

El ejemplo principal es la espina bífida, en la cual la columna vertebral no se cierra completamente, haciendo que la médula espinal y el líquido se derramen. Sin tratamiento, esta afección puede llevar a parálisis de por vida y problemas en la columna vertebral.

¿Qué implica esta cirugía?

Existen tres tipos de cirugía fetal:

  • Cirugía fetal abierta: la cual consiste en cortar en el abdomen y útero (histerotomía) para operar en el feto. Esta técnica conlleva un gran riesgo para la madre y el bebé, por lo que ahora se evita cuando hay opciones menos invasivas disponibles.
  • Cirugía festocópica: una forma de cirugía mínimamente invasiva que consiste en insertar un endoscopio de fibra óptica en el útero y luego utilizar una serie de herramientas especializadas para operar al feto. En algunos casos la cirugía fetoscópica se puede realizar bajo anestesia local.
  • El procedimiento EXIT que consiste en realizar una cesárea, pero manteniendo al bebé junto al cordón umbilical y la placenta durante la cirugía.

Por último, dado que la cirugía fetal a menudo puede hacer que el útero se contraiga, generalmente se administran tocolíticos para prevenir el trabajo de parto.

La cirugía fetal conlleva riesgos tanto para la madre como para el niño, incluyendo infección, hemorragia y complicaciones por el uso de anestesia. El médico te hablará de los riesgos antes de recomendar cualquier procedimiento y te dará la oportunidad de cambiar de opinión en cualquier momento. Sin embargo, las técnicas de cirugía fetal siguen mejorando y es probable que se adopten para el tratamiento de otros defectos congénitos en el futuro.

loading...
TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.