Cesárea

Especialidad de Ginecología y Obstetricia

¿Qué es una cesárea?

Una cesárea es principalmente una cirugía para conseguir que nazca un bebé a partir de una incisión a través del abdomen de la madre. La mayoría de las cesáreas se llevan a cabo cuando, a la hora de iniciar un parto natural, ocurren problemas inesperados que impiden un alumbramiento natural sin riesgos.

En general se trata de una práctica segura tanto para la madre como para el bebé, aunque al tratarse de una cirugía mayor implica los riesgos propios de una intervención quirúrgica. En ocasiones, algunas mujeres tienen dificultades para realizar un parto vaginal más adelante, aunque muchas mujeres pueden dar a luz por vía vaginal tras haber realizado una cesárea previa.

¿Por qué se realiza una cesárea?

Una cesárea se trata de una medida “de urgencia” que se realiza en el momento en el que la embarazada se encuentra con dificultades o problemas para dar a luz de forma natural. Alguna de las razones por las que se puede hacer una cesárea son:

  • Problemas de salud de la madre: existe una infección activa por herpes, la madre tiene una enfermedad grave, como una cardiopatía, miomas uterinos, ViH o se ha sometido a una cesárea o cirugía uterina previamente.
  • El tamaño o la posición del bebé: la cabeza es muy grande para pasar con la vagina, el bebé es muy grande.
  • La madre tiene un embarazo múltiple
  • La salud del bebé puede correr peligro si no se realiza
  • El parto no avanza, al menos como debería
  • Problemas con la placenta y/o el cordón umbilical
  • La posición del bebé

¿En qué consiste una cesárea?

El parto por cesárea se utiliza cuando por algún motivo no es posible que la madre dé a luz por vía vaginal o cuando no es seguro para ella.

El proceso se lleva a cabo cuando la mujer se encuentra despierta, aunque se encuentre anestesiada desde el tórax hacia abajo. Para ello se utiliza la anestesia epidural o la anestesia raquídea.

La técnica de la cesárea es la siguiente:

  • En primer lugar, el cirujano encargado de realizar la cesárea realizará una incisión a través del abdomen justo en la parte superior de la zona púbica.
  • A continuación, se abre la matriz del útero y la bolsa amniótica
  • Por último, y a través de la abertura realizada, se extrae al bebé
     

Posteriormente, se limpia al bebé y se corta el cordón umbilical, se higieniza la zona y se sutura. La duración de la cesárea gira en torno a la hora de duración.

Normalmente, la cesárea se lleva a cabo cuando existen problemas para dar a luz
 

Preparación para la cesárea

En ocasiones, la propia paciente que ha tenido un parto por cesárea anterior no puede por motivos físicos dar a luz por vía vaginal. Es entonces cuando se toma la decisión previa de realizar el parto a través de la cesárea.

Previamente, al igual que en cualquier intervención quirúrgica, se deberá llevar a cabo una exploración física previa, un estudio del historial clínico de la paciente, un control de las pruebas de seguimiento del embarazo y una analítica previa.

No obstante, una gran parte de los partos por cesárea están causados por problemas en la madre o en el feto o por una imposibilidad para realizar el parto naturalmente, por lo que se acaba optando por la vía quirúrgica.

Cuidados tras la intervención

Tras realizar una cesárea, normalmente la madre permanece entre dos y tres días ingresada en el hospital, recuperándose de la cirugía.

Como se trata de un procedimiento quirúrgico, la recuperación tras someterse a una cesárea es más larga que la de un parto vaginal.

Inmediatamente después de la cesárea, la paciente puede sentir mareos y náuseas, siendo síntomas totalmente normales tras someterse a la intervención. Tras la cirugía, la paciente será trasladada a una sala de recuperación donde se le controlará su salud, con especial atención a su presión arterial y a la firmeza uterina.

Pese a que no es fácil, se recomienda que la paciente trate de ponerse de pie al menos dos o tres veces al día, ya que puede acelerar la recuperación. No obstante, esto debe hacerse con alguna persona que pueda ayudar, por si se produce algún mareo.

Alternativas a la cesárea

Al margen del parto vaginal y el parto por cesárea, existe una alternativa, llamada parto en el agua, que en los últimos tiempos ha adquirido una gran popularidad. En este caso, cuando comienzan las contracciones la madre se sumerge en una bañera con agua tibia para que empiece el parto.

En este caso, el agua fomenta un entorno tranquilo para que el bebé nazca. 

Vídeos relacionados con Cesárea


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.