Cesárea

Especialidad de Ginecología y Obstetricia

CESÁREA

Tipo: Tratamiento

¿Qué es la cesárea?

Una cesárea es una intervención quirúrgica que se lleva a cabo para el nacimiento de un bebé. El bebé se saca a través de una incisión realizada en el abdomen (laparotomía) o en el útero de la madre.

Se administra anestesia local, conocida en este caso como epidural. Este tipo de anestesia permite que la madre vea el nacimiento de su hijo y, a veces, hasta compartirlo con su pareja aunque no todos los médicos son partidarios de que el padre entre en quirófano. Existen dos tipos de anestesia epidural: raquídea o peridural. La primera, que se administra justo en el momento de la césarea, es una dosis única que tiene efecto casi inmediato y una duración de aproximadamente 23 horas. La anestesia de tipo peridural quita el dolor pero no produce una anestesia profunda. Suele duras horas y es la que se administra también durante el parto. En muy raras ocasiones se utiliza anestesia general en las cesáreas.

¿Por qué se realiza?

La cesárea está indicada ante la posibilidad de que un parto vaginal pueda conducir a complicaciones médicas; cuando se dan problemas en el bebé, en la salud de la madre o problemas que aparecen en el momento del parto. Entre ellas destacan:

  • Un embarazo múltiple
  • El tamaño o la posición del bebé
  • El parto no avanza como debería
  • Desprendimiento de placenta antes o durante el trabajo del parto.
  • Pelvis estrecha
  • Prolapso del cordón

¿En qué consiste?

Consiste en realizar una incisión en el abdomen (laparotomía) y otra en la pared del útero (histerotomí). La incisión es horizontal y se realiza en la zona alta del pubis, justo por debajo de la “línea del biquini”. Una vez se corta la pared abdominal, se apartan los músculos abdominales y se corta el útero. Los ginecólogos presionan sobre el abdomen y la parte superior de la tripa, extraen la placenta y después al bebé. Un pediatra se encarga de hacerle una revisión al bebé mientras que los ginecólogos suturan el útero con puntos reabsorbibles. La incisión abdominal se cierra con puntos de sutura o grapas quirúrgicas, que se retiran a los pocos días del parto. La herida se cubre con un vendaje los primeros días.

Preparación para la cesárea

Esta intervención quirúrgica suele durar entre 15 y 30 minutos. Antes de la intervención, se coloca a la mujer un gotero para equilibrar la tensión arterial, se rasura la zona alta del vello púbico, se limpia la zona del abdomen y se administra la anestesia. Entonces, se pone una sonda en la vejiga para mantenerla vacía de orina.

Cuidados tras la intervención

La operación es relativamente segura para la madre y para el niño, aunque requiere un período de recuperación más prolongado que el parto vaginal. La estancia en el hospital suele ser de dos o tres días. Para acelerar la recuperación, los especialistas recomiendan caminar. Los analgésicos pueden ayudar a aliviar las molestias que puedan darse.

loading...
TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.