Mioma uterino

Dr. Federico Sanfeliu Cortes -

Publicado el: 13/11/2012

Índice:

  1. ¿Qué es el mioma uterino?
  2. ¿Qué síntomas presenta?
  3. ¿Por qué se produce el mioma uterino?
  4. ¿Se puede prevenir?
  5. ¿En qué consiste el tratamiento?

 

¿Qué es un mioma uterino?

Un mioma uterino es un tumor benigno, es decir, no cancerígeno, de tamaño variable, que se desarrolla en la pared muscular del útero. Aunque es posible que solo se desarrolle un mioma uterino, en la mayoría de los casos hay más de uno.

Los miomas pueden ser de cuatro tipos:

  • Miometriales: situados en la pared muscular del útero.
  • Submucosos: debajo de la superficie del revestimiento uterino.
  • Subserosos: bajo la cubierta externa del útero.
  • Pediculados: se pueden encontrar en forma de tallo en la parte externa del útero o dentro de su cavidad.

 

¿Qué síntomas presenta?

En general, las mujeres que presentan este tipo de tumores no padecen ningún síntoma. Por eso, se suele detectar cuando se realizan las revisiones médicas y ginecológicas pertinentes. En los casos en los que aparecen síntomas, estos suelen ser: sangrado menstrual abundante y más duradero de lo habitual, sangrado entre períodos, calambres pélvicos y pesadez en la zona inferior del área pélvica o las piernas, entre otros.

mioma-uterino
Los miomas son tumores que crecen en el útero de la mujer

 

¿Por qué se produce el mioma uterino?

No se conoce la causa exacta del mioma uterino, pero se cree que pueden estar ocasionados por hormonas del cuerpo y/o genes, es decir, que pueden ser hereditarios.

Una de cada cinco mujeres puede detectarlos durante sus años de fertilidad. Normalmente, sin embargo, se suelen detectar a partir de los 50 años.

 

¿Se puede prevenir?

El mioma uterino no se puede prevenir. Por ello es muy importante acudir a las revisiones ginecológicas de manera periódica.

 

¿En qué consiste el tratamiento?

El tratamiento o cirugía de los miomas puede abarcar desde los anticonceptivos orales, para ayudar a controlar los períodos menstruales abundantes; hasta los antiinflamatorios no esteroides, para los cólicos o el dolor. En casos graves, el tratamiento requiere la extirpación del mioma, lo que se realiza a través de una cirugía. Hay cuatro tipos de cirugía, indicadas según cada caso.

  • Histeroscopia: se eliminan los miomas que crecen dentro del útero.
  • Embolización de las arterias uterinas: se detiene el riego sanguíneo al mioma, por lo que este acaba muriendo. Es una buena opción si se desean tener hijos en el futuro.
  • Miomectomía: se extirpan los miomas del útero, aunque no impide que crezcan de nuevo. También es una opción indicada para las pacientes que desean ser madres.
  • Histerectomía: se extirpa el útero por completo. Está indicada en aquellas pacientes que no desean tener hijos y en las que otros procedimientos no han funcionado.

El tipo de tratamiento dependerá de varios factores: edad de la paciente, su salud en general, los síntomas que presenta, el tipo de mioma uterino, si está embarazada o si desea tener hijos en un futuro.

Sobre todo, es muy importante acudir a un especialista en Ginecología y Obstetricia que recomiende qué tratamiento es mejor para el caso en particular.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar sus preferencias AQUI.