Quemaduras solares y alteraciones de la piel

Escrito por: Dra. Ana Gimenez Arnau
Publicado: | Actualizado: 20/04/2018
Editado por: Top Doctors®

El sol es perjudicial para nuestra piel pero tampoco podemos renunciar a él ya que nos proporciona una dosis de necesaria de Vitamina D. La clave es la prevención, protegiendo nuestra piel antes de la exposición con las cremas solares adecuadas.

El sol irradia varios tipos de radiaciones como calor, luz ultravioleta de tipo A, B y C, y no todo lo que irradia tiene el mismo grado de peligro. Lo que está claro es que hay personas que son mucho más sensibles a tener problemas con la luz solar porque se protegen mal del sol o porque son muy blancas de piel y tienen fototipos uno o dos, ojos claros o son rubios o pelirrojos. Las personas que tienen un color de piel muy pálido son más sensibles a poder quemarse. El sol lo que hace es ayudar a que la piel envejezca antes de hora, tanto si eres blanco como moreno, y a la larga es uno de los factores que produce envejecimiento de la piel acelerado y, por consiguiente, favorece el cáncer de piel.

El sol en exceso no es bueno pero, también necesitamos salir a la calle porque necesitamos que la piel sintetice vitamina D. La peligrosidad del sol que la gente conoce, no tiene que ver con las alergias y erupciones, sino con el cáncer y el envejecimiento de la piel.

 

Prevenir las quemaduras solares

Una quemadura solar es una quemadura, por lo tanto, se ha de tratar como quemadura de primer grado incluso, a veces, de segundo grado. Lo importante es la prevención y evitar las quemaduras, pero una vez que se ha quemado, entonces se debe hacer el tratamiento de las quemaduras con antiinflamatorios, cremas determinadas, etc. Para que una persona no se queme tiene que adecuar el filtro protector solar al tipo de piel que tiene. Una persona de piel muy blanca, para no quemarse tiene que utilizar un filtro con factor protector solar alto igual o superior a 30. Sin embargo, una persona muy oscura de piel no necesita un factor de protección tan alto.

 

¿Urticaria o quemadura?

La manera de diferenciar una quemadura o una urticaria por exposición al sol es analizar la zona afectada. Tanto la urticaria solar como la erupción polimorfa lumínica pica mucho pero no duelen. En cambio, una quemadura de la piel duele y puede provocar ampollas que se despegan, es decir, es doloroso.

El tratamiento para las erupciones es distinto al de las quemaduras. Cuando una persona tiene una urticaria solar o una erupción polimorfa lumínica, lo primero que hay que hacer es prevenir no exponiéndose al sol o exponiéndose con filtros protectores altos. Hay una técnica para evitar las erupciones solares que consiste en ayudar a que la persona se ponga morena. Cuando una persona adquiere pigmentación, estas erupciones de intolerancia al sol, a veces, dejan de salir. Para hacer un tratamiento de tolerancia a la luz solar se han de usar antihistamínicos y fotoprotectores. 

 

Por Dra. Ana Gimenez Arnau
Dermatología

Dermatóloga con una amplia trayectoria, destaca por su interés en la investigación clínica y básica de la urticaria y todos sus tipos, así como del eczema y de todos sus subtipos. Experta en tratamientos para el acné y las alergias solares, entre otras reacciones cutáneas. Sin embargo, a la Dra. Ana Giménez-Arnau le gusta ser presentada sobretodo como una profesional  que dedica la mayor tiempo a sus pacientes en la consulta diaria en un intento de aliviar sus enfermedades cutáneas y mejorar su calidad de vida.  

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.