Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando acepta su uso. Continuar Politica de cookies

Por Dr. Javier Bassas Bresca
Dermatología

El Dr. Javier Bassas Bresca es un destacado dermatólogo con 35 años de experiencia profesional. Es experto en alopecia, cáncer de piel y manchas y lesiones pigmentadas con láser. Autor de numerosas publicaciones, es asistente habitual a congresos y reuniones sobre la especialidad, tanto a nivel nacional como internacional.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes

Láser para eliminar manchas en la cara, manos y tatuajes

¿En qué consiste el tratamiento de tatuajes y lesiones pigmentadas con láser?
Hoy en día tratamos múltiples lesiones pigmentadas con el láser: las más frecuentes son los léntigos, que son manchas que salen con el sol y con la edad, y los tatuajes. El tratamiento en ambos casos es similar, la única diferencia está en su duración. Para tratar un tatuaje es necesario dedicarle más sesiones en comparación con los casos de léntigos.

¿Puedo eliminar los tatuajes con el láser?

Una aplicación del láser QS de alejandrita es en la eliminación de tatuajes. A la hora de eliminar los tatuajes, los no profesionales suelen requerir menos esfuerzo terapéutico que los tatuajes profesionales. Esto se debe a los múltiples colores y alta concentración de pigmento empleados. Los pigmentos verdes y amarillos, y en parte los rojos, suelen ser resistentes al tratamiento con este láser. El número de sesiones necesario para eliminar tatuajes varía entre 7 y 10 sesiones. Los resultados son muy satisfactorios.

¿Cuál es el objetivo del tratamiento y en qué consiste?
El objetivo es eliminar la mancha y/o el tatuaje. El tratamiento es muy sencillo, se aplica el láser, éste da unos disparos muy focalizados y produce un estallido del pigmento que posteriormente es reabsorbido por unas células de nuestro organismo y acaba con la desaparición de la mancha.
Para tratar los léntigos es necesaria una o dos sesiones, esto dependerá del tono de la mancha, cuanto más clara menos sesiones serán necesarias. Por lo contrario, el tratamiento de los tatuajes requiere normalmente entre ocho y diez sesiones.  Existen algunos casos particulares en que se necesita alguna sesión más debido al tipo de piel y al tipo de tatuaje.

¿Es necesaria la aplicación de anestesia?
Cuando se tratan grandes extensiones o tatuajes a veces puede ser un poco molesto, dependiendo de la sensibilidad de cada persona. En estos casos se puede utilizar una anestesia tópica, que es un anestésico en forma de crema que se aplica una o dos horas antes del tratamiento y consigue disminuir la sensibilidad.

¿Existen riesgos o efectos secundarios?
El tipo de láser que se utiliza no deja cicatriz ni marcas. Hay  más de 25 años de experiencia utilizando este tipo de láser. Durante este tiempo se han ido perfeccionando cada vez más y nunca  ha habido ningún  tipo de complicación.

¿Varía el tratamiento según el tipo de piel?
Si la persona tiene un tipo de piel oscura, el propio pigmento de la persona también capta la energía del láser y produce un impacto más importante. En cambio, en personas de piel clara con menos pigmento en la piel  este impacto no se produce. Así mismo, hay que valorar la intensidad de la mancha, porque cuando una mancha es muy fuerte o muy pigmentada hay que poner menos energía en el  láser para que no realice un impacto demasiado fuerte. Y cuando la mancha es más clarita y más difuminada, hay que poner una energía más alta.

¿Qué resultados se pueden esperar?
Cuando tratamos los léntigos  el resultado es espectacular porque no deja ninguna señal y queda la piel limpia y sin manchas. Las partes más frecuentes  que tratamos son el rostro y las manos, y en ambos casos los resultados son excelentes. En los tatuajes también los resultados son muy buenos llegando a eliminar completamente el mismo.

¿Cuándo se pueden  reanudar las  actividades normales después del tratamiento?
En principio las actividades normales se pueden reanudar inmediatamente después de hacer el tratamiento, pero hay que tener en cuenta que durante una semana o diez  días  las  manchas que hemos tratado van a ser más evidentes. Durante los primeros días queda una coloración violácea que  luego va cambiando a  marrón y poco a poco se van aclarando.  Después de los diez días ya habrán desaparecido.

Dermatología en Barcelona
Fuente: artículo realizado en base a la experiencia y trayectoria profesional del doctor

Publicado por: Top Doctors®