¿Cuándo aparecen las hemorroides y cuál es el tratamiento?

Escrito por: Dr. Álvaro Bueno Delgado
Publicado: | Actualizado: 20/03/2023
Editado por: Nerea Colomé Lamas

Las hemorroides, también llamadas almorranas, son pequeñas varices situadas en el canal anal, producidas debido a la dilatación excesiva de las venas situadas en la zona del ano.

 

La presencia de hemorroides puede no padecer síntomas. Por lo tanto, no se considera una enfermedad y no es necesario un tratamiento. Sin embargo, en caso de molestias, se denominan hemorroides patológicas. En este caso sí que precisan evaluación médica.

La aparición de los nuevos dispositivos de energía ha reducido
significativamente el dolor postoperatorio

 

¿Qué tipos y grados de hemorroides pueden aparecer?

Se pueden diferenciar dos tipos de hemorroides según la localización:

  • Hemorroides internas: las venas están ubicadas en la zona interna del ano y están cubiertas por mucosa rectal.
  • Hemorroides externas: están ubicadas en la parte más externa del ano y están recubiertas de epitelio anal.

Además, según la severidad, se distinguen cuatro grados de prolapso:

  • Grado I: no se prolapsan durante la defecación. Son únicamente internas y, en caso de dar síntomas, suele ser en forma de sangrado.
  • Grado II: se prolapsan durante la defecación, pero vuelven dentro del ano espontáneamente al finalizar.
  • Grado III: se prolapsan y no vuelven salvo que se las reintroduzca manualmente el paciente.
  • Grado IV: el prolapso es permanente. El paciente refiere llevarlas siempre fuera.

 

 

¿Qué provoca una hemorroide?

Una hemorroide es provocada por un aumento de la presión venosa en la zona ano-rectal. Podemos algunos ejemplos a continuación:

  • El estreñimiento. Se trata de una de las causas principales, dado que el esfuerzo físico para expulsar heces duras provoca una congestión venosa anal y el prolapso de las hemorroides.
  • Permanecer de pie de forma estática, porque aumenta la presión venosa anal.
  • Durante el embarazo y el parto aumenta significativamente el riesgo de padecer hemorroides.
  • El aumento de grasa abdominal.
  • Predisposición genética. En este caso, si antecedentes familiares las han padecido, existe un mayor riesgo de sufrirlas.
  • Una dieta pobre en fibra, ya que favorece el estreñimiento.

 

 

¿Cuáles son los síntomas de las hemorroides?

Las hemorroides grado I-II suelen ser asintomáticas. No obstante, los síntomas que pueden aparecer son los siguientes:

  • Sangrado: se produce al defecar y/o al limpiarse con papel higiénico.
  • Prolapso: ocurre cuando las hemorroides se exteriorizan en el ano.
  • Dolor: las hemorroides no suelen doler si no se congestionan y/o se trombosen.
  • Secreción: aparece debido a la exposición de la mucosa hemorroidal. Puede provocar picos o sensación de quemazón, especialmente durante la defecación.

 

 

¿Cuál es el diagnóstico para las hemorroides?

El diagnóstico de las hemorroides patológicas se basa en los síntomas del paciente y la exploración física. En caso de necesitar confirmar la presencia de hemorroides y descartar otras patologías que cursan también con sangrado rectal, se realiza un estudio complementario.

 

En la visita con el especialista, se realizará una exploración visual y manual, lo que determinará si presenta hemorroides y de qué tipo son a simple vista. El especialista lo puede visualizar a través de:

  • Una anoscopia. Se explora con la ayuda de un anoscopio del recto bajo.
  • Una rectoscopia. En caso de no poder visualizar correctamente la zona y se sospeche de hemorroides, se utiliza este procedimiento endoscópico bajo sedación en una sala de endoscopias.
  • Una colonoscopia. En pacientes mayores de 40 años en los que el síntoma principal sea el sangrado al defecar, se pueden plantear otros diagnósticos más graves, como tumores, divertículos o pólipos.

 

 

¿Cuáles son los tratamientos de las hemorroides?

Hay múltiples tratamientos para la cura de las hemorroides. Sin embargo, los tratamientos más aceptados en la literatura científica, según la severidad son:

 

Hemorroides Grado I:

  • Medidas higiénico-dietéticas:
  • Dieta rica en fibra y líquidos.
  • Baños de asiento con agua templada durante 10-15 minutos.
  • Usar toallitas higiénicas en vez de papel higiénico.
  • Laxantes
  • Medicación:
  • Analgésicos y relajantes musculares para reducir el dolor y la hipertonía anal.
  • Crema antihemorroidal para reducir las molestias temporalmente.

 

Hemorroides Grado II:

  • Medidas higiénico-dietéticas y medicación.
  • Ligadura hemorroidal interna con banda elástica: se coloca una goma elástica circular sobre la hemorroide interna para que la hemorroide, con el tiempo, se seque y, en unos días, se desprenda.

 

Hemorroides Grado III-IV:

  • Medidas higiénico-dietéticas, medicación y ligadura elástica.
  • Tratamiento quirúrgico: los grados III-IV no suelen mejorar significativamente con medidas conservadoras y suele ser necesario algún procedimiento quirúrgico, como el láser, los infrarojos o la escleroterapia. Sin embargo, la técnica con los mejores resultados es la escisión de los paquetes hemorroidales patológicos.

 

Gracias a la aparición de los nuevos dispositivos de energía, como el bisturí ultrasónico y el Ligasure, se ha reducido significativamente el dolor postoperatorio y el riesgo de sangrado tras esta cirugía.

En cualquier caso, debe consultar a un especialista en Cirugía general.

Por Dr. Álvaro Bueno Delgado
Cirugía general

El Dr. Álvaro Bueno Delgado es un gran especialista en Cirugía General y del Aparato Digestivo. Cuenta con más de 10 años de experiencia en la profesión y una extensa formación en distintos ámbitos de la especialidad. En concreto, es experto en tratamiento de la obesidad, cirugía de la diabetes y obesidad, cirugía endoscópica de la diástasis de rectos, cáncer de colon y recto, cirugía del reflujo y hernia de hiato, cirugía de hernia inguinal laparoscópica y cirugía de la vesícula biliar, entre otros tratamientos y patologías.

Se formó en la Clínica Universidad de Navarra donde también llevó a cabo su Tesis Doctoral en cirugía hepática laparoscópica. El Dr. Bueno completó su formación en Londres para realizar una subespecialización en Cirugía Metabólica y de la Obesidad en el Hospital St. Mary’s del Imperial College. Durante este fellowship desarrolló la capacitación necesaria para realizar cirugía de la obesidad por vía laparoscópica con excelentes resultados. El Dr. Bueno superó en 2019 el examen teórico-práctico de la Asociación Europea de Cirugía Endoscópica y fue nombrado “Fellow of the European Board of Surgery.

A lo largo de su trayectoria profesional, ha combinado su labor asistencial con la publicación de artículos científicos y capítulos de libros​. Además, ha realizado numerosas comunicaciones de la especialidad a nivel nacional e internacional. También es revisor de diferentes revistas científicas y ha participado como miembro de tribunal en tres tesis doctorales en la Universidad de Zaragoza.

En la actualidad, es el Director de la Clínica Obesium y ejerce como Cirujano General en el Hospital Viamed Montecanal y en Hospital HC Miraflores.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


  • Tratamientos relacionados
  • Láser
    Dermatología quirúrgica
    Trasplante capilar
    Crioterapia
    Hiperhidrosis
    Cirugía íntima femenina
    Mamas tuberosas
    Ginecomastia
    Abdominoplastia
    Liposucción
    Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar sus preferencias AQUI.