¿Conoces las patologías asociadas a la columna?

Escrito por: Dr. Eduardo Rossi Mautone
Publicado:
Editado por: JUDIT LECHÓN

El Dr. Rossi, especialista en Neurocirugía, expone a continuación cuáles son las patologías más frecuentes en la columna lumbar y en qué consiste el tratamiento para cada una de ellas.

 

Inestabilidad espinal

Se conoce como la “pérdida de capacidad de la columna vertebral, bajo cargas fisiológicas, de mantener las relaciones entre las vértebras, de tal modo que provoque daño o irritación de la médula o raíces, y por lo tanto desarrolle una deformidad incapacitante o dolor debido a cambios estructurales”.

 

Existen dos clases de inestabilidad: la aguda, después de un trauma o cirugía, y la crónica, después de una enfermedad o trauma parcial. Clínicamente la diferencia más importante entre ambos tipos es la capacidad que tiene la médula de acomodarse a los cambios graduales y su incapacidad frente a los cambios bruscos.

 

Anatomía y patología del disco lumbar

- Disco abalonado: se ve en la osteoporosis como respuesta al reblandecimiento del cuerpo vertebral permitiendo a un disco no degenerado expandirse en los platillos superior e inferior.

- Hernia de Schmorl: es una herniación focal por defecto del platillo cartilaginoso. Generalmente se asocia a osteofitos formando lo que se conoce como espondilosis.

- Disminución de altura o afinamiento (pinzamiento): resulta de la pérdida del núcleo pulposo en ausencia de herniación. A veces la reabsorción es muy marcada quedando solamente un gas llamado fenómeno de vacío.

- Protrusión discal: es el proceso que más interés neuroquirúrgico tiene, resultando de cambios estructurales crónicos y stress mecánico.

 

Entre las patologías más comunes de la columna y la zona lumbar se encuentra la inestabiliadd espinal

 

Síndrome del receso lateral

El receso lateral está bordeado lateralmente por el pedículo, dorsalmente por la faceta articular superior y ventralmente por la superficie posterior del cuerpo vertebral. Medialmente está abierto hacia el canal espinal.

Puede haber dolor lumbar pero no suele ser severo. El síntoma clásico es el dolor radicular que aparece estando de pie o caminando y que mejora con las posturas que acentúan la cifosis lumbar como descansar inclinado hacia delante, estar sentado (en contraste con la HDL), descansar de lado o ponerse en cuclillas. La diferencia con la HDL es que en esta la compresión neural es ventral, mientras que en la estenosis del receso lateral la compresión es dorsal.

 

- Patologías reumáticas

Una de las características de las afecciones reumáticas es que provocan una importante rigidez matutina. Típicamente hay una discreta mejoría con una actividad leve, volviendo a empeorar más tarde con una actividad más prolongada o pesada. Cuando se sospecha una patología reumática hay que prestar atención a los ojos, piel, y tracto gastrointestinal. El dolor lumbar es referido a las nalgas y muslos.

 

o Artritis psoriásica

o Síndrome de Reiter

o Artritis reumatoide

o Polimialgia reumática

 

- Enfermedad neoplásica

Las neoplasias de la columna vertebral pueden ser primarias o secundarias. Entre ellas se encuentran:

 

o Mieloma múltiple

o Metástasis espinales

 

- Infecciones

Las infecciones de la columna vertebral pueden ser agudas (usualmente por organismos piógenos) o crónicas (por hongos o TBC). La osteomielitis vertebral puede darse en cualquier paciente que ha sido intervenido y no mejora el dolor local.

 

En una serie de 41 pacientes con espondilitis infecciosa: 90% dolor lumbar focal que empeora con la percusión, 60% dolor radicular, 29% signos medulares, 61% fiebre y en igual porcentaje leucocitosis y 76% elevación de la velocidad. El 60% no tenía factores de riesgo (infección reciente, cirugía previa o inmunosupresión).

 

- Vascular o hematológico

La mayoría de los problemas vasculares que provocan dolor lumbar son debidos a aneurismas de aorta abdominal. La mitad de los pacientes comienza con dolor lumbar que se irradia a caderas y muslos. Típicamente el paciente es anciano y fumador.

 

Raramente el dolor lumbar puede ser debido a un hematoma epidural. Usualmente se dan en pacientes que han tenido alguna cirugía o trauma, o en pacientes con mayores riesgos hemorrágicos como los anti coagulados. Aunque en otras ocasiones se presenta sin factores de riesgo asociados.

 

Los hematomas retroperitoneales a nivel del psoas, por ejemplo, ocurren espontáneamente en pacientes anti coagulados o secundariamente a un trauma.

 

- Factores metabólicos o endócrinos

La condición metabólica más común es la osteoporosis. Se da en mujeres mayores post-menopáusicas, aunque hay otras causas que la provocan como afecciones endocrinas, deficiencias nutricionales, efecto de drogas y medicamentos y ciertos desórdenes genéticos.

 

El dolor por fractura-compresión es muy severo durante muchas semanas y va disminuyendo durante meses. Es espontáneo en el 46%, por traumas triviales en el 36%. Paradójicamente el 50% de las fracturas osteoporóticas son asintomáticas. Aunque el dolor empeora sl estar sentado o de pie de forma prolongada.

 

- Dolor referido

Muchos signos clínicos pueden sugerir que el dolor lumbar tiene su origen fuera de la columna vertebral o de los tejidos paravertebrales. Pueden provenir del abdomen o de la pelvis y el dolor puede estar asociado con el comer o el ciclo menstrual, o no demostrar relación con el movimiento o actividad.

 

El dolor puede ser de origen renal, de endometriosis, de las trompas de Falopio, de ruptura de quiste ovárico, de origen pancreático o de origen ulceroso (especialmente las úlceras que afectan la pared posterior del duodeno).

 

- Dolor de causa mecánica

El 98% del dolor lumbar es provocado por una causa mecánica. Existe una estrecha relación entre el dolor y la posición y las posturas que cargan la columna como estar sentado o estático empeoran el dolor.

 

El 70% del dolor lumbar crónico es debido a: HDL, facetas articulares y articulaciones sacroilíacas.

Por Dr. Eduardo Rossi Mautone
Neurocirugía

El Dr. Rossi Mautone es Neurocirujano en el Hospital "San Rafael" desde hace 15 años, además ha participado en diferentes proyectos humanitarios de cooperación en Centroamérica (Nicaragua) y África (Tanzania - Zanzíbar). Desde el año 2001 es Adjunto del Servicio de Neurocirugía del Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña (CHUAC), antiguo Hospital "Juan Canalejo". Además es perito oficial del Colegio de Médicos de La Coruña, donde realiza peritaciones para dirimir reclamaciones judiciales en conflictos relacionados con la Neurocirugía. El doctor pertenece a numerosas Sociedades Científicas, como la Sociedad Española de Neurocirugía (SENEC), la Sociedad Gallega de Neurocirugía (SOGANE) o la Sociedad Norteamericana de Columna (NASS).

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.