Vitíligo

Dr. José Luis López Estebaranz - Dermatología

Publicado el: 13/11/2012

Índice

  1. ¿Qué es el vitíligo?
  2. Síntomas más frecuentes
  3. Causas del vitíligo
  4. Prevención
  5. Tratamiento

 

¿Qué es el vitíligo?

El vitíligo es una patología que consiste en una despigmentación progresiva en la piel de distintas zonas del cuerpo provocando manchas blancas. Las zonas de la piel despigmentadas pueden manifestarse de diversas formas: repartidas por todo el cuerpo, en localizaciones concretas (por ejemplo, sólo en un lado del cuerpo), como una única mancha, o repartidas por la cara y las extremidades. Su aparición puede surgir a cualquier edad.

 

¿Qué síntomas presenta?

El síntoma principal y visible del vitíligo son las manchas blancas en la piel. Éstas son más comunes en aquellas áreas más expuestas al sol como manos, pies, brazos, cara o labios. Otras áreas pueden ser axilas, ingle, ojos, orificios de la nariz, ombligo, genitales y áreas rectales. A menudo las personas con esta patología tienen canas de forma prematura y las de piel oscura podrían percibir una pérdida de color dentro de la boca.

Vítiligo
Esta enfermedad está provocada por la destrucción
de determinadas células, los melanocitos.

 

Causas del vitíligo o por qué se produce

Esta enfermedad está provocada por la destrucción de determinadas células, los melanocitos, responsables de la fabricación de la melanina, un pigmento de la piel. Aunque las causas que lo provocan no están claras, en muchas ocasiones el vitíligo está asociado a patologías de origen autoinmune como la enfermedad de Addison, la diabetes o las alteraciones de la tiroides, por lo que se deberá realizar un diagnóstico específico de cada paciente.

 

 

¿Se puede prevenir?

Debido a la falta de estudios concluyentes acerca del origen del vitíligo no existe una forma absoluta de prevenir esta enfermedad dérmica. Además, ciertos estudios lo asignan a factores genéticos, con lo cual existen ciertas pruebas para determinar esta circunstancia. Otra de las vías es evitar la exposición al sol, sobre todo en aquellas franjas horarias en que la intensidad es alta. La aplicación de un bloqueador solar natural o una dieta saludable son algunas de las vías. Algunos químicos también pueden llevar al deterioro de la coloración de la piel. En caso de padecer ciertas infecciones como la sufrida por micosis o bacterias se aconseja prevenirlas y evitar su recuerrencia.

 

 

¿En qué consiste el tratamiento?

Dependiendo de cada caso, de la cantidad de manchas, el ritmo de extensión de éstas y la opinión del paciente sobre qué método de tratamiento prefiere, éste último variará. No todos los tratamientos son adecuados para todos los pacientes. Algunas opciones de tratamiento pueden implicar ciertos efectos secundarios no esperados, o bien pueden ser prolongados y, en ocasiones, sin percibirse los resultados deseados de forma clara. No obstante, hoy día disponemos de distintos tratamiento eficaces y existe un avance importante en el conocimiento de esta enfermedad que esta cambiando el pronóstico y manejo de esta patología.

Entre las alternativas existen los medicamentos aplicados directamente sobre la piel y los orales. Uno de los tratamientos más eficaces es la fototerapia, los rayos ultravioleta B de banda estrecha (311 nm) y el láser de excímeros (308 nm). Estos combinados con tratamientos tópicos consiguen respuestas favorables en un porcentaje importante de pacientes. Los tratamientos quirúrgicos comprenden injertos de piel tomados del propio tejido del paciente o la realización de micropigmentaciones. Éstos últimos se recomiendan para aquellos pacientes que tengan afectadas áreas pequeñas. También en casos muy seleccionados en los que solo persiste pequeñas zonas con piel pigmentada normal se pueden utilizar tratamiento para eliminar la melanina de estas zonas. 

Recientemente están apareciendo nuevos tratamientos moleculares dirigidos a corregir las alteraciones inmunológicas que existen en la piel del paciente del vitiligo. Algunos de estas nuevas moléculas (ruxolitinib) acaban de ser aprobadas como tratamientos tópicos por las agencias reguladoras.

Otros tratamientos complementarios incluyen los bloqueadores solares, cosméticos como maquillajes o tintes para cubrir las manchas blancas. 

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar sus preferencias AQUI.