Vasectomía sin bisturí

Especialidad de Urología

¿Qué es la vasectomía sin bisturí?

La vasectomía sin bisturí y agujas es una intervención sin incisión quirúrgica para llevar a cabo la extirpación parcial de los conductos deferentes, que son los tubos que transportan los espermatozoides fuera de los testículos.

A diferencia de una vasectomía tradicional, en la que se utiliza bisturí, esta técnica se realiza con pinzas de fijación, que provocan la apertura de la piel separando sus fibras, no cortándolas. La ventaja es que los pacientes presentan mucho menos dolor y sangrado durante la intervención, así como menos hematomas, infecciones y otras posibles complicaciones postoperatorias. Además, al no tener que realizar cortes, no quedan cicatrices.

​¿Por qué se realiza?

La vasectomía es uno de los métodos anticonceptivos más sencillos y efectivos. Se someten a esta intervención los hombres que no quieren tener hijos y quieren un tratamiento definitivo. 

La vasectomía sin bisturí se realiza por ser menos invasiva y con menos riesgos y sangrado, con la misma efectividad. También es posible evitar el pinchazo inicial para la anestesia local, ya que se puede aplicar con aerosol.

Vasectomía sin bisturí - Top Doctors
La vasectomía es un anticonceptivo definitivo para hombres que están seguros de no querer tener más hijos
 

¿En qué consiste?

La vasectomía sin bisturí consiste en impedir que los espermatozoides se desplace por los conductos deferentes. Se emplean unas pinzas específicas diseñadas para separar la piel y exteriorizar dichos conductos, de forma que la vasectomía se realiza de forma menos traumática, sin cortes como se realiza en la vasectomía convencional con bisturí.

Preparación para la vasectomía sin bisturí

Al ser un tratamiento mínimamente invasivo y sin anestesia general, no requiere de una preparación especial previa, y el paciente deberá informar al especialista sobre los medicamentos que toma, sobre todo los anticoagulantes y los que controlan la presión arterial.

Cuidados tras la intervención

La recuperación tras la vasectomía sin bisturí suele llevar unos cuantos días, durante los cuales el paciente puede notar molestia e hinchazón en el escroto. Podrá incorporarse a la jornada laboral entre 1 y 3 días después de la operación, mientras que realizar actividad física y deporte puede requerir unos días más.

El paciente puede tener relaciones sexuales normalmente una semana después de la intervención.

Alternativas a la vasectomía sin bisturí

La principal alternativa a esta intervención es la vasectomía convencional, que se realiza con bisturí y consecuentemente, realizando un corte en los conductos deferentes. Los resultados son igualmente eficaces, aunque es una técnica que requiere puntos y presenta mayor riesgo de sangrado y postoperatorio más doloroso.

Por otra parte, existen otros métodos anticonceptivos para evitar tener hijos, como los preservativos, pero no son de carácter definitivo.

Vídeos relacionados con Vasectomía sin bisturí


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.