Valvuloplastia

¿Qué es la valvuloplastia?

El corazón tiene cuatro válvulas que regulan el flujo cardíaco y se encargan de que continúe hacia la dirección correcta: la válvula mitral y la tricúspide están situadas entre las aurículas y los ventrículos, mientras que la válvula aórtica y la válvula pulmonar están situadas entre los ventrículos y las arterias. La valvuloplastia es un procedimiento quirúrgico que se utiliza para corregir las válvulas del músculo cardíaco sin sustituirlas.

¿Por qué se realiza?

La valvuloplastia se realiza cuando las válvulas cardiacas no funcionan como deberían, lo que provoca problemas no solo de tipo cardíaco, sino también respiratorio y circulatorio. Este funcionamiento incorrecto puede estar causada por estenosis (estrechamiento) o por un defecto anatómico de la propia válvula.

La valvuloplastia se realiza cuando las válvulas cardíacas no funcionan bien.

¿En qué consiste?

La valvuloplastia es una intervención percutánea muy poco invasiva en la que se inserta en la arteria femoral una sonda que se empuja hasta las válvulas cardíacas, donde, según la patología del paciente, se sustituirán las válvulas o se aplicará un globo para resolver la estenosis de las válvulas.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..