TAC craneal

Especialidad de Radiología

¿Qué es una TC de la cabeza?

Una TC de la cabeza es un tipo de exploración que utiliza rayos X para crear imágenes detalladas de la cabeza, incluyendo el cráneo, el tejido cerebral y los vasos sanguíneos. Es un procedimiento rápido, indoloro y no invasivo realizado por un radiólogo.

¿Por qué se realiza?

Si el médico no puede determinar la causa de los síntomas como dolores de cabeza, convulsiones, dificultad del habla o pérdida de audición, se puede recomendar una TC de la cabezaTambién se utiliza a menudo en situaciones críticas en las que la cabeza ha sufrido un traumatismo, ya que puede producir imágenes muy rápidamente en comparación con una resonancia magnética (IRM) cerebral. Se puede utilizar una TC de la cabeza para detectar e investigar:

  • Sangrado en el cerebro causado por un derrame, traumatismo craneal o aneurisma
  • Tumores cerebrales
  • Problemas con el cráneo, como malformaciones o fracturas

Las imágenes producidas pueden utilizarse para diagnosticar:

  • Tumor cerebral
  • Apoplejía
  • Hidrocefalia
  • Anomalías congénitas
El escáner se puede utilizar para ayudar a los médicos a planear una cirugía si fuera necesaria.

Finalmente, el escáner se puede utilizar para ayudar a los médicos a planear una cirugía si fuera necesaria.

¿Qué esperar?

Para más información de cómo funcionan las TC, lo que puedes esperar y cómo prepararse, consulta nuestra página sobre escáneres sobre tomografías computarizadas.

Es importante mantener la cabeza lo más quieta posible durante la exploración. El escáner girará alrededor de tu cabeza tomando imágenes a un ritmo muy rápido y es posible que te pidan que contengas la respiración en ciertos momentos. Te pueden examinar con un escáner especial para la cabeza en el que puedes sentarte, en lugar de tener que acostarte como en otros tipos de TC.

En algunos casos, pueden pedirte que te tomes un medio de contraste para ayudar a que ciertas partes del cerebro se vean mejor en la gammagrafía. Si este es el caso, te pedirán que no comas ni bebas nada unas horas antes de la gammagrafía y te administrarán el medio de contraste por vía intravenosa.

Después de la gammagrafía, es posible que te vigilen un tiempo para asegurarse de que no tienes ninguna reacción alérgica al medio de contraste. Si te encuentras en una situación crítica, pueden transferirte inmediatamente a la sala de operaciones, donde los cirujanos utilizan los resultados de la exploración para guiar su trabajo. Sin embargo, si la gammagrafía es parte de un proceso de diagnóstico, el radiólogo enviará los resultados a un especialista, quién te hará un seguimiento con pruebas adicionales o una cita para hablar sobre el diagnóstico.

loading...
TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.