Radiología digital

¿Qué es la radiología digital?

La radiología digital, o rayos X digitales, es un tipo moderno de radiografía que utiliza sensores digitales en lugar de película fotográfica, como es el caso en las radiografías tradicionales. La imagen capturada se convierte inmediatamente en datos digitales y está disponible para verse en unos segundos.

¿En qué consiste?

Los procedimientos para una radiología digital son muy similares a los de una radiografía tradicional, pero es una tecnología muy diferente. La radiación sigue pasando a través del cuerpo, formando una imagen basada en la cantidad de radiación que pasan los diferentes órganos, pero la diferencia esta en que se utilizan sensores digitales para capturar la imagen, en lugar de la película fotográfica.


Los sensores para radiología digital generalmente consisten en paneles planos de matriz activa, formados a su vez por una capa detectora colocada sobre la matriz activa en la que se disponen transistores de película delgada y fotodiodos. Estos sensores pueden convertir la imagen a formato digital en tiempo real, lo que permite al médico ver de inmediato los resultados por ordenador.

¿Por qué se hace?

Las radiografías digitales, exactamente como las tradicionales, le permiten al médico examinar el interior del cuerpo del paciente. Esto puede ser útil para observar el alcance del daño causado por una lesión, incluidas las fracturas.


También permiten detectar masas en tejidos blandos, lo que puede llevar al descubrimiento de tumores u otras enfermedades. Las radiografías digitales son muy interesantes también en odontología, porque la disponibilidad oportuna de los resultados le permite al dentista mejorar la calidad de las imágenes ajustando la exposición en tiempo real y obteniendo así resultados claros y precisos, que pueden compartirse inmediatamente con el paciente.

La claridad de las radiografías digitales las hace mejores que las tradicionales cuando se trata de encontrar pequeñas fracturas e imperfecciones en los dientes.

¿Cuáles son las ventajas de la radiología digital?

Las radiografías digitales tienen varias ventajas sobre otras opciones:

  • Claridad: las radiografías digitales pueden producir imágenes de muy alta calidad, gracias a las cuales el médico o el dentista pueden observar la parte del cuerpo escaneada con mucha precisión.
  • Ajustes en tiempo real: la capacidad de producir imágenes inmediatamente significa que el médico puede ajustar la exposición en tiempo real, haciendo que las imágenes sean más claras o más oscuras según sea necesario, para ver ciertos aspectos del escaneo con mayor claridad.
  • Velocidad: los resultados están disponibles para consulta inmediata.
  • Reducción de la exposición a la radiación: las radiografías digitales no solo producen imágenes de alta definición en cuestión de segundos, sino que lo hacen con una dosis más baja de radiación, que es más saludable para el paciente.
  • Eficiencia: además de ser más eficientes en términos de radiación utilizada, las radiografías digitales ahorran mucho tiempo y trabajo, que de otra forma se gastarían en crear, enviar y recuperar los resultados de las radiografías tradicionales. Los resultados digitales están disponibles de forma rápida y sencilla con el clic de un mouse.
  • Eliminación del uso de productos químicos para desarrollar la película.

¿Cuáles son las desventajas de la radiología digital?

Existen pocas, pero la mayor desventaja es que esta tecnología es cara. También, los instrumentos digitales de rayos X suelen ser menos flexibles y menos transportables que los instrumentos tradicionales de rayos X.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..