IMSI


Especialidad de Reproducción asistida

¿Qué es la IMSI?

La Inyección intracitoplasmática de espermatozoides morfológicamente seleccionados (IMSI, en sus siglas en inglés), también llamada Super ICSI, es una técnica de fecundación in vitro que tiene como objetivo seleccionar los mejores espermatozoides para aumentar las posibilidades de éxito de la implantación. Requiere anestesia local con sedación en el procedimiento de punción ovárica.

¿Por qué se realiza la IMSI?

La IMSI está indicada en los siguientes casos concretos:

  • Numerosos intentos fallidos de transferencia
  • Pacientes con teratozoospermia severa (elevado número de espermatozoides con formas anormales o extrañas en el semen)
  • Pacientes con elevada fragmentación de ADN espermático
  • Esterilidad de larga duración de origen desconocido

¿En qué consiste la IMSI?

Esta técnica consiste en seleccionas previamente los espermatozoides mediante un microscopio de aproximadamente 6.000 aumentos, 15 veces más potente que el que se utiliza con ICSI. Gracias a este microscopio, se descartan los espermatozoides con anomalías en base a la morfología que presenten.

Así pues, los espermatozoides sin anomalías se implantan uno a uno en cada embrión mediante inyección intracitoplasmática. Finalmente, se seleccionan entre uno y tras embriones para la transferencia, que consiste en introducir un fino catéter hasta el final del útero.

Preparación para la IMSI

Igual que en cualquier otra técnica de fecundación in vitro, es importante tener en cuenta tres puntos antes del tratamiento:

  • Nutrición: es importante tomar ácido fólico y vitamina B, ya que aumentan las probabilidades de embarazo. Así pues, se recomienda comer fruta y verdura fresca, legumbres, granos enteros productos lácteos y carne, y evitar la comida rápida, alimentos con alto contenido en grasas transgénicas y azúcares y bajos en vitaminas y minerales.
  • Ejercicio: estar en forma da ventajas para concebir. Aun así, tampoco se recomienda aumentar el ejercicio físico, sino mantenerlo igual que siempre.
  • Alivio del estrés: el estrés puede reducir las probabilidades de éxito del tratamiento, por lo que se recomienda hacer actividades que alivien el estrés.

Cuidados tras el tratamiento

Una vez realizada la transferencia de embriones, la mujer debe descansar durante el resto del día, aunque tampoco se necesita hacer reposo total en la cama. También debe administrarse hormona progesterona por vía oral o con inyecciones durante 8-10 semanas tras la transferencia.

Al cabo de 12-14 de días desde la transferencia, la mujer vuelve al especialista para realizarse una prueba de embarazo. Es importante visitar al especialista si se presenta síntomas como dolor pélvico, fiebre a más de 38ºC, sangre en la orina o sangrado vaginal.

Vídeos relacionados con IMSI


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.