Hidrolipoclasia

Especialidad de Cirugía plástica, estética y reparadora

¿Qué es la hidrolipoclasia?

La hidrolipoclasia es un tratamiento indicado para reducir la celulitis y grasa localizada, así como para moldear distintas zonas del cuerpo, principalmente cintura, abdomen, muslos, brazos... Hay que tener en cuenta que esta técnica está destinada a perder grasa y volumen, pero no a la pérdida de peso.

¿Por qué se realiza?

Las ventajas de la hidrolipoclasia son visibles desde la primera sesión. El objetivo principal de este tratamiento es la eliminación de grasa, como si fuera una liposucción pero sin pasar por el quirófano. Se puede reducir de 1 a 2 cm por sesión, siempre que se siga una dieta baja en grasas y sin tomar alcohol. Además, es más económica que una liposucción tradicional, siendo también muy efectiva, ya que al romper la célula grasa, no podrá albergar más grasa en su interior.

El objetivo principal de este tratamiento es la eliminación de grasa

¿En qué consiste?

La aplicación de esta técnica consta de dos fases. En primer lugar, se realiza la infiltración de una especie de suero hipotónico en la zona que se desea tratar, provocando una reacción del tejido adoposo. Y, posteriormente, se aplican ultrasonidos de baja frecuencia mediante un aparato y tecnología específicos en la zona que se desea tratar. De este modo se produce la llamada "cavitación", que es la generación de burbujas que provocan la rotura de las células grasas y su posterior eliminación por vías metabólicas naturales. La sesión suele durar aproximadamente 60 minutos por zona. El número de sesiones se indicará en función de la zona a tratar y del tipo de grasa acumulada.

Preparación para la hidrolipoclasia

La intervención no necesita quirófano ni hospitalización, se realiza en la propia consulta de un especialista en Medicina Estética. Esto le hace ganar rapidez, coste y comodidad al paciente, que puede retomar sus actividades diarias en 60 minutos después de la sesión. Antes de la intervención se anestesia la zona, ya que se aplican unos ligeros pinchazos para inyectar la solución. No obstante, depende de la sensibilidad del paciente, puede sentir pequeñas molestias al realizar estas infiltraciones. Una vez terminada la sesión, la parte tratada se queda con una sensación fresca y agradable.

Cuidados tras la intervención

Después de cada sesión, se recomienda realizar masajes linfáticos para favorecer la recuperación y eliminar totalmente la grasa localizada. Normalmente, los masajes pueden solicitarse en el mismo centro especializado donde se realice el tratamiento de hidrolipoclasia.

Alternativas a este tratamiento

Hay pacientes que prefieren no pasar por quirófano para disfrutar de una reducción de grasa. Para esto, existen tratamientos menos invasivos, como por ejemplo:

  • Vela shape: se utilizan diferentes técnicas de radiofrecuencia para reafrimar y estimular la grasa localizada y luefo se realiza una vacumterapia que consiste en un masaje para eliminar las sustancias de desecho.
  • Lipolaser: es una técnica que extrae grasa con una cánula del grosor de una aguja. Además, tensa la piel y elimina la celulitis.
  • Metodo 3: es un tratamiento 3 en 1 que elimina la celulitis, el exceso de volumen y la grasa. Se puede combinar con electroterapia.
  • Intralipoterapia: se infiltra un ácido reabsorbible que rompe las células adiposas.
loading...
TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.