Disgrafía

Especialidad de Logopedia

¿Qué es la Disgrafía?

La disgrafía es un trastorno de la capacidad de escritura que se caracteriza por una serie de dificultades o incapacidades para componer textos escritos. En la gran mayoría de los casos se presenta en niños que no padecen ninguna deficiencia intelectual ni neurológica relacionada, aunque en algunos sujetos la disgrafía esté asociada a otros trastornos del aprendizaje o a problemas de lenguaje o de perceptomotricidad.

La escritura a mano de las personas que sufren esta condición es desordenada y para muchos, el hecho de sujetar un lápiz se convierte en una tarea muy difícil. Esto puede deberse a dos factores:

  • Dificultades óptico-espaciales: problemas para procesar lo que se ve.
  • Dificultad para procesar el lenguaje: problemas para procesar y dar sentido a lo que se escucha.

Pronóstico de la enfermedad

La disgrafía es un trastorno que se desarrolla en la infancia y es necesario intervenir cuanto antes para que sus síntomas no se desarrollen durante el crecimiento del niño. Es necesario contactar con un experto en esta patología en caso de que se sospeche de algún síntoma para poder ayudar al niño con esta condición.

La disgrafía es una enfermedad poco conocida pero los síntomas no son tan raros

Síntomas de la disgrafía

La disgrafía es una enfermedad poco conocida pero los síntomas no son tan raros. El principal síntoma es un problema con la escritura. Por lo tanto, si a pesar de mucha práctica, el niño sigue encontrando dificultades para escribir, se debería consultar a un especialista para analizar si la disgrafía es la causa. Los síntomas empiezan a manifestarse a partir de los seis años aproximadamente y, según su tipología, se dividen en dos tipos:

  • Disgrafía motriz, en la que el niño presenta una postura inadecuada al escribir, maneja de modo incorrecto el bolígrafo (o cualquier tipo de lápiz), escribe con excesiva velocidad o lentitud.
  • Disgrafía específica, caracterizada por una desviación en la percepción de las grafías, que provoca que el niño cree letras difíciles de reconocer (deformes, de tamaño desproporcionado, demasiado juntas…). Aparte, las personas con disgrafía suelen cometer muchos errores gramaticales, de puntuación y de organización de los contenidos en frases y párrafos.

Pruebas médicas para Disgrafía

Las pruebas para la disgrafía consisten en realizar una evaluación previa de todos los procesos, conductuales y cognitivos, implicados en la lectoescritura. Las pruebas de escritura de diagnóstico se emplean para evaluar las habilidades de escritura del individuo con respecto a su edad de desarrollo. El evaluador revisará los resultados y podrá llegar a una conclusión.

¿Cuáles son las causas de la Disgrafía?

Todavía no está clara cuál es la causa de la disgrafía. Pueden existir diversos motivos por los que se desarrolla esta patología. Algunos de ellos son:

  • Causas neurológicas: sin tener que ver con una enfermedad neuronal grave, hay ocasiones en las que la disgrafía se produce como consecuencia de un déficit neuronal que impide ordenar la información y por lo tanto dificulta la tarea de ponerla por escrito. 
  • Causas psicomotrices: existen niños que no desarrollan estas habilidades al mismo tiempo, cuando hay una alteración y no se coordinan bien los movimientos del brazo y de la mano, pueden desarrollarse problemas como dificultades para escribir, escritura más lenta etc.

¿Se puede prevenir?

La colaboración entre padres y profesores es esencial para la detección precoz de esta patología. El papel de los padres consiste en dar apoyo emocional y social, es decir, que el niño se sienta seguro de sí mismo y que es comprendido por su entorno más cercano. Es importante que no se le compare con otros niños. Introducir la lectura y la escritura entre sus actividades de ocio sin que sea una actividad relacionada con el colegio.

Tratamientos para la disgrafía

Los pacientes que sufren de esta condición tienden a tener otro tipo de patologías como TDAH, estrés o dislexia. El tratamiento de estos u otros problemas puede ayudar a mejorar la disgrafía. Trabajar en ejercicios cognitivos para ayudarles a escribir y leer, ejercicios de fuerza de la mano y la coordinación motora puede ayudar a corregir este problema. Los expertos en terapia ocupacional trabajan en ayudar a los chicos a aprender la posición del brazo y la postura corporal correcta para escribir, además de ayudarles en las tareas escritas.

¿Qué especialista lo trata?

El especialista que trata esta patología es el logopeda que estudia, previene, detecta, evalúa, diagnostica y trata los trastornos relacionados con la comunicación y la expresión humana. El objetivo estos especialistas es la rehabilitación de las capacidades alteradas y dotar al paciente de la competencia suficiente para recuperar la habilidad alterada.

loading...
TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.