Diabetes infantil

Especialidad de Pediatría

¿Qué es la Diabetes infantil?

La diabetes infantil equivale al 10-15% del total de diabetes, siendo la segunda enfermedad crónica más importante en niños.

La diabetes se caracteriza por una alteración en la producción de una hormona determinada, la insulina, por el páncreas. También puede deberse al hecho que el organismo se resista a la acción de la insulina. La insulina ayuda al cuerpo a transformar el azúcar o glucosa en energía, permitiendo el buen funcionamiento del organismo. Cabe destacar que la cantidad de insulina liberada depende de la cantidad de azúcar ingerida: si se consumen más alimentos ricos en carbohidratos (patatas, azúcar, pasta, arroz…) se exige al páncreas trabajar más de lo normal. 

¿Qué síntomas presenta?

Los principales síntomas de la diabetes en niños comprenden:

  • Aumento de los niveles de azúcar en sangre de forma inmediata
  • Mucha sed
  • Tener mucha gana de orinar
  • Pérdida repentina de peso, sin ninguna causa
  • Dolor abdominal
  • Náuseas y vómitos
  • Cansancio o debilidad
  • Visión borrosa
  • Irritabilidad
  • Enuresis nocturna (el niño se orina en la cama)
  • Aumento del apetito pero pérdida de peso
  • Infecciones de la piel o alrededor de la boca

Causas de la diabetes infantil o por qué se produce

No existen causas concretas que permitan saber cuándo un niño sufre diabetes, sino que es un compendio de síntomas que pueden mostrar, por ejemplo, una parte genética. Otros factores podrían ser: infecciones por virus, problemas de alimentación o un sistema inmune débil o no desarrollado. En general, pues, las causas de diabetes infantil se atribuyen a problemas de hábitos alimenticios, estilos de vida y factores genéticos

¿Se puede prevenir?

La diabetes infantil se puede prevenir desde el nacimiento de los niños. Así, se puede empezar con la lactancia materna, evitando la alimentación artificial, que contiene más azúcares.

Otra recomendación para evitar y prevenir la obesidad infantil y la diabetes es llevar una alimentación saludable, a la vez que hacer ejercicio físico. Los niños necesitan una dieta equilibrada que sea rica en fibra y pobre en azúcares, sobre todo aquellos de absorción rápida: refinado, moreno, cristal y de miel, sustituyéndolo por los azúcares presentes en la fruta.

¿En qué consiste el tratamiento?

El tratamiento dependerá del tipo de diabetes que sufra el niño. Así, en la diabetes tipo 1 el tratamiento se basa en inyecciones de insulina diarias con dosis adecuadas al paciente, habiendo hecho previamente el nivel de glucosa en sangre.

En cambio, en la diabetes tipo 2 no suelen ser necesarios medicamentos, sino que se puede controlar el índice de glucosa en sangre, llevar una dieta equilibrada y practicar ejercicio físico.

Es muy importante que los padres del niño aprendan a administrarle las inyecciones o medicaciones de forma estricta y adecuada, hasta que el niño sea capaz de hacerlo por él mismo.

loading...
TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.