Cirugía íntima femenina


Especialidad de Cirugía plástica, estética y reparadora

¿Qué es la Cirugía Íntima Femenina?

La cirugía íntima femenina es la operación de los genitales externos femeninos, normalmente de los labios menores.

Se conoce también como ninfoplastia, mediante diferentes técnicas se pueden reducir labios menores cuando éstos son más grandes de lo habitual o si tienen una forma anómala (colgantes o asimétricos) que incluso generan molestias en las relaciones sexuales.

Actualmente, muchas técnicas de cirugía íntima femenina han avanzado y se realizan con técnicas mínimamente invasivas, que permiten utilizar anestesia local o regional, además de un postoperatorio más sencillo y corto.

¿Por qué se realiza la cirugía íntima femenina?

En un primer momento en el que parecía que la cirugía íntima femenina estaba limitada a las patologías de incontinencia urinaria y aquellas que tras varios partos repetidos se había deteriorado los tejidos laxos. Sin embargo, actualmente muchas mujeres realizan este tratamiento por estética o también para volver a tener relaciones sexuales placenteras.

¿En qué consiste la cirugía íntima femenina?

Existen diferentes técnicas de Cirugía Íntima: muchas mujeres buscan modificar el aspecto de los labios, mientras otras prefieren recuperar elasticidad en los tejidos, agrandar el punto G o cambiar el tamaño del clítoris, por ejemplo.

Una de las técnicas más solicitada es la labioplastia, para modificar los labios mayores o los labios menores de la vagina.

Preparación para la cirugía íntima femenina

Como todas las cirugías, el paciente deberá realizar un examen previo para comprobar que su estado de salud es óptimo para someterse a una operación. Aun así, los requerimientos previos a la cirugía íntima femenina pueden variar en función de la técnica utilizada.

Cuidados tras la cirugía íntima femenina

El postoperatorio y recuperación también depende en cada caso de las técnicas que se realicen. Actualmente, muchas operaciones de cirugía íntima femenina se realizan con técnicas mínimamente invasivas y no requieren hospitalización. Además, es muy común utilizar los puntos reabsorbibles.

Después de la intervención, en la mayoría de casos se recomienda cuidar la higiene de la zona íntima especialmente para evitar infecciones y no utilizar ropa ajustada.

Vídeos relacionados con Cirugía íntima femenina


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.