Autismo

Dr. Manuel Antonio Fernández Fernández -

Publicado el: 13/11/2012

Índice:

  1. ¿Qué es el autismo?
  2. Pronóstico del autismo
  3. Síntomas del autismo
  4. Pruebas médicas para detectar el autismo
  5. ¿Cuáles son las causas del autismo?
  6. ¿Se puede prevenir?
  7. Tratamientos para el autismo

 

¿Qué es el autismo?

El autismo o Trastorno del Espectro Autista (TEA), se refiere a una variedad de condiciones similares que afectan a las habilidades sociales, la comunicación, la interacción, los intereses y el comportamiento de una persona.

Hay muchos tipos de autismo, que son causados ​​por diferentes combinaciones de influencias genéticas y ambientales.

El autismo suele ser más frecuente en varones y se estima que afecta a 1 de cada 100 personas. En general, los niños suelen presentar síntomas de autismo en le primer año de vida, aunque en muchos casos existe un periodo de regresión entre los 18 y los 24 meses.

No existe una cura para el TEA, pero hay una variedad de terapias e intervenciones tales como la terapia del habla y del lenguaje, y la terapia ocupacional, que están disponibles para ayudar a niños y a padres.

 

Pronóstico del autismo

Ante la sospecha de TEA, es crucial realizar cuanto antes una valoración diagnóstica, ya que el diagnóstico precoz es fundamental para obtener cuanto antes una atención médica específica.

Con un diagnóstico precoz se debe ofrecer atención temprana a la población infantil, entre los 0 y los 6 años, pero también a su familia y entorno. De esta manera, se podrá dar una mejor respuesta a las necesidades que presenten en las primeras etapas del desarrollo.

La atención temprana adecuada es muy importante para favorecer el desarrollo y la calidad de vida de los pacientes con TEA. Estos dos aspectos aportan significativamente en el desarrollo del lenguaje, conducta y habilidades. Si bien los niños o personas diagnosticadas con autismo no dejan de tener síntomas cuando crecen, si pueden aprender a desempeñarse adecuadamente en el día a día.  
 

¿Cuáles son los síntomas del autismo?

Las personas con autismo normalmente tienen problemas con la interacción social y la comunicación. Cuando son bebés muy pequeños, algunos no hacen ningún sonido vocal. Los niños mayores tienen problemas y dificultades para hacer contacto visual, expresiones faciales o interpretar el lenguaje corporal y los gestos cuando interactúan con otras personas. También tienden a ignorar a familiares y a personas desconocidas.

En general, existe una falta de conciencia e interés en interactuar con otros niños y tienden a jugar solos. Los síntomas generales del autismo a cualquier edad son:

  • Evita el contacto visual.
  • Prefiere estar solo.
  • Retraso en el desarrollo del lenguaje.
  • Repite las mismas palabras y frases.
  • Se molesta fácilmente a los pequeños cambios en su rutina o de su entorno.
  • Intereses altamente restringidos.
  • Comportamiento repetitivo.
  • Reacciones intensas a sonidos, olores, sabores, colores y a la luz.

 

Pruebas médicas para detectar el autismo

Para poder diagnosticar autismo es necesario realizar una valoración especializada que tenga en cuenta la conducta del paciente. Generalmente interviene un equipo multidisciplinar de diversos profesionales, como psicólogos, educadores y médicos.

A partir de la sospecha de TEA, se realiza no solo una evaluación del comportamiento del paciente, sino también exámenes médicos, valoraciones psicológicas y genéticas y exploraciones otorrinolaringológicas.
 

Factores genéticos y ambientales están
involucrados en el desarrollo del autismo

¿Cuál es la causa el autismo?

No se conoce la causa exacta del TEA, pero hay varios factores genéticos y ambientales que están involucrados.

  • Genética: existen múltiples genes que se han asociado al trastorno del espectro autista, como el síndrome de Rett o el síndrome del cromosoma X frágil.
     
  • Factores ambientales: las infecciones virales, las complicaciones en el embarazo, los fármacos o los contaminantes del aire pueden estar involucrados en el desarrollo del TEA.
     
  • Vacunas: Se han llevado a cabo investigaciones exhaustivas sobre la creencia de que la vacuna triple vírica fue la causa del TEA, pero los estudios a gran escala realizados en todo el mundo no han podido corroborarlo.

 

¿Se puede prevenir el autismo?

No es posible prevenir el autismo. Sin embargo, existen algunos factores que son importantes para favorecer la calidad de vida y capacidad de comunicación del paciente con TEA: el diagnóstico y la atención temprana.
 

¿Qué tratamientos hay para el autismo?

No hay cura para el autismo, pero existen intervenciones especializadas que ayudan con el desarrollo educativo y social. Puede llevar algún tiempo reconocer qué intervención funcionará mejor para un niño porque cada persona con autismo es afectada de manera diferente. Algunas intervenciones implican horas de trabajo intensivo.

Un equipo de especialistas debe hacer una evaluación detallada del niño. Los equipos especializados en autismo se aseguran de que cada niño tenga un trabajador social que lleve cada caso y que coordine el tratamiento, le proporcione atención y apoyo, y la transición hacia el cuidado para adultos. Existen programas de apoyo para padres que ofrecen consejos detallados para aquellos que tienen un niño recientemente diagnosticado con TEA.

En algunos casos, se pueden recetar medicamentos para tratar algunos síntomas o condiciones asociadas con TEA. Suelen padecer problemas para dormir, depresiónepilepsiatrastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) y comportamiento agresivo.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar sus preferencias AQUI.