Trastornos de la conducta: dudas, diagnóstico y tratamiento

Escrito por: Nuria Blanco Piñero
Publicado: | Actualizado: 01/11/2018
Editado por: Top Doctors®

 

¿Qué es el trastorno de conducta?

Se entienden los trastornos de conducta como cualquier desviación del comportamiento infantil que dificulta la normal evolución del niño, y/o atenta contra su adaptación a los distintos contextos donde se desarrolla cotidianamente.

De forma habitual, estos trastornos se caracterizan por comportamientos disruptivos y alejados de lo esperado para el momento evolutivo en el que se encuentre el niño en cuestión.

 

¿Qué tipos de trastornos de conducta existen?

Los trastornos de conducta pueden constituir una patología per se o estar vinculados a otras patologías.

Muchas de las alteraciones comportamentales que acuden a la consulta de los expertos en Psicología suelen ser consecuencia de una falta de límites claros y consistentes en la vida del crío. Por ello, éste tiende a buscar la satisfacción de sus necesidades sin considerar las consecuencias que pueda tener para quienes le rodean. En este caso, los expertos se enfrentarían a un problema eminentemente educacional más que patológico, aunque la manifestación conductual sea similar.

Por otro lado, en un gran porcentaje de niños con trastornos del comportamiento se aprecian cuadros depresivos y ansiosos de base. Los pequeños suelen tener dificultades para la expresión emocional algo que les lleva a tomar el mal comportamiento como el modo para evidenciar su sufrimiento. La impulsividad, bien como rasgo de personalidad o bien como síntoma de otros cuadros patológicos, suele ser un precipitante de mal comportamiento.

Finalmente, las dificultades empáticas y/o de vinculación se pueden encontrar en la base de este tipo de problemas. Si estas carencias evolucionan hacía la falta de sentimientos de culpa, el pronóstico del cuadro conductual será peor.

 

¿Cuáles pueden ser las causas de este tipo de trastornos?

En función de lo comentado en la pregunta anterior, se pueden destacar varias etiologías posibles: las educacionales, las orgánicas y/o vinculadas al desarrollo y las afectivas.

 

¿Cómo se diagnostica el trastorno de conducta?

Los problemas de comportamiento suelen ser detectados relativamente pronto, puesto que dificultan la adaptación del pequeño a los distintos contextos de desarrollo. Sin embargo, las primeras intervenciones suelen ser llevadas a cabo desde dichos contextos. Será ante el fracaso de dichas actuaciones que se solicite la ayuda de los facultativos con la capacidad de orientar a intervenciones más específicas.

 

¿Cuál es el tratamiento del trastorno de conducta?

En función de la etiología del cuadro, el tratamiento que se plantea será más de corte farmacológico, psicoterapéutico o una combinación de ambos.

En aquellos trastornos de origen orgánico y/o vinculado a la impulsividad, el primer tratamiento de elección será el farmacológico. Por otro lado, si es de corte educacional y/o relacional, la intervención será más de tipo psicológico conductual y familiar.

En el caso de los cuadros afectivos, el tratamiento suele ser combinado. La intervención familiar suele ser habitual y necesaria, pues este tipo de chicos/as suele generar un gran nivel de desestructuración grupal que precisará su reconducción.

 Nuria Blanco Piñero

Por Nuria Blanco Piñero
Psicología

Nuria Blanco Piñero es licenciada en Psicología, Doctora con la calificación de Matricula de Honor Cum Laude. Imparte clases como profesora Asociada en la Universidad de Sevilla. Se ha formado también en Terapia de Conducta y  Atención a Cuidadores de Personas Dependientes. Titulo de Psicoterapeuta Europeo Europsy