Las drogas: así funciona una adicción

Escrito por: Dra. Mayte Lázaro Casajús
Publicado: | Actualizado: 26/04/2018
Editado por: Top Doctors®

La pérdida del control de la vida por consumir una sustancia es lo que define la dependencia de ella.

Las adicciones son enfermedades crónicas que afectan al cerebro, caracterizadas por la búsqueda y el uso continuado y sin control de sustancias nocivas para el ser humano. 

 

Adicción a las drogas, ¿por qué?

En general la adicción no depende del tipo de sustancia consumida, sino de otros factores. Las investigaciones científicas estiman que los factores genéticos explican entre el 40 y el 60 por ciento de la vulnerabilidad de una persona a la adicción. 

Pero hay otros factores, tales como la edad o la situación médica previa. Así, según afirman los expertos en Psiquiatría, son los adolescentes y las personas con trastornos mentales previos, las que tienen un mayor riesgo de abuso y adicción a las drogas que la población general.

Por ejemplo, aunque la marihuana no es adictiva para la mayoría de consumidores casuales, puede ocasionar una alta adicción en un porcentaje entre el 10 y el 14 % de los que la consumen. O también la cafeína, que  aunque no es frecuente presentar adicción a ella,  los grandes consumidores (a partir de 300 mg)  sí pueden presentar dependencia. 

El número 1 de nuestra lista lo ocupa la nicotina, la droga legal más adictiva que existe.

 

La química de las adicciones

Al ser sustancias químicas extrañas para el cerebro, éstas cambian su estructura y cómo funciona. Estos cambios pueden durar mucho tiempo y se traduce en un cambio del estado psíquico y un cambio de comportamiento en la persona, que puede llegar a ser peligroso y que escapa de su autocontrol. 

Cuando se consumen drogas, éstas producen un incremento de hasta 20 veces más de liberación de una sustancia cerebral denominada Dopamina, responsable en gran medida de la adicción.

Los cambios afectan a áreas cerebrales encargadas del control de la toma de decisiones, la memoria, el aprendizaje y la capacidad de juicio. Del mismo modo, los cambios afectan al estado psíquico de la persona, pudiendo sufrir depresión, irritabilidad, temblores, alteraciones del sueño, cefaleas, etc. Incluso desarrollar enfermedades mentales mas graves tales como Psicosis o Esquizofrenia.

 

 

Consecuencias de las adicciones

Las consecuencias son graves, ya que la persona adicta no puede disfrutar de las actividades cotidianas: el trabajo, la familia, el ocio… Sino que solo vive para y por el consumo de la droga, para conseguir su recompensa, en un círculo vicioso.

Es como una espiral creciente, donde cada vez se necesita consumir cantidades mayores para obtener el efecto placentero, lo que conocemos con el nombre de dependencia.
Aunque no podemos decir que el consumo de cualquier sustancia puede producir la muerte por ella misma, es cierto que todas ellas, junto con otros factores, como pueden ser enfermedades medicas sobreañadidas, vulnerabilidad genética, vía de administración, adulterantes, etc… pueden conducir a la muerte.

Por ejemplo, el consumo de alcohol puede conducirnos a la muerte; al igual que el consumo de nicotina puede conducirnos a la muerte, pues su consumo continuado puede ocasionar enfermedades muy graves, tales como la cirrosis o el cáncer.

Otras drogas, tales como la heroína, la cocaína o las drogas sintéticas, por ellas mismas pueden conducirnos a la muerte por diversos mecanismos, bien producir una  parada cardiaca, bien una hemorragia cerebral, entre otros.

 

Tratamiento de la adicción a las drogas

Son enfermedades crónicas, como puede ser la diabetes, el asma, la hipertensión, pero tienen tratamiento que va dirigido principalmente a recuperar el autocontrol de sus vidas. Una adicción no es una sentencia de cadena perpetua, pero sí requiere un gran esfuerzo por parte del paciente y del terapeuta.

Al ser enfermedades crónicas, cabe la posibilidad de recaer; sin embargo esto no es sinónimo de fracaso, sino la señal de alarma de necesidad de revisar la intervención terapéutica.

Los tratamientos de las adicciones deben de ser individualizados; sin embargo en líneas generales el tratamiento es una combinación de medicamentos y la ayuda en los cambios de hábitos que están basados en una terapia conductual simultánea. Una atención que debe ir dirigida a resolver los problemas médicos simultáneos, problemas psíquicos y/o psiquiátricos, así como los sociales de cada paciente. Es lo que se denomina en la ciencia médica un tratamiento integral.

Adquirir la capacidad de dejar de abusar de las drogas es solo una parte de un largo y complejo proceso de recuperación. 

 

¿Soy adicto a alguna droga?

Uno es adicto cuando pierde el control de su vida por consumir, independientemente del tipo de sustancia o del número de dosis. 

Por ejemplo, uno es adicto si deja de ir al cine con los amigos porque en la sala no se puede fumar; uno es adicto si tiene que ir al dentista frecuentemente  porque los dientes están manchados por la cafeína; uno es adicto si se olvida de recoger a su hija del colegio por comprar cocaína; uno es adicto si no rinde habitualmente en el trabajo porque se levanta con resaca de beber todas las noches, etc.

Por Dra. Mayte Lázaro Casajús
Psiquiatría

La Dra. Mayte Lázaro es una reconocida psiquiatra, además de licenciada en Criminología. Cuenta con más de 25 años de experiencia en la profesión. Ofrece la posibilidad de realizar citas médicas online. Además, ha sido profesora asociada del Departamento de Medicina Legal de la Universidad de Valencia. En 1995 fue galardonada con el Premio al mejor trabajo de Investigación de la Sociedad de Psiquiatría de la Comunidad Valenciana.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.