¿Padeces trastorno obsesivo-compulsivo (TOC)?

Escrito por: Blanca Bueno Julià-Capmany
Publicado: | Actualizado: 20/11/2018
Editado por: Top Doctors®

El trastorno obsesivo compulsivo (TOC) es considerado la máxima expresión de los trastornos de la ansiedad, y ya afecta entre al 2-3% de la población española en la misma frecuencia tanto en hombres como mujeres.

La esencia de este trastorno son las obsesiones o intrusiones, es decir, pensamientos o imágenes, repetitivos y circulares sobre uno mismo o una situación. Es entonces cuando la persona desarrolla una serie de estrategias que le permitan controlar o ignorar el impacto emocional negativo, generalmente sin éxito. Estas “estrategias” se denominan rituales, más conocidos popularmente como “manías”. Los rituales pueden ser mentales (contar, comprobar mentalmente, racionalizar....) o bien conductuales (lavarse las manos, tocar algo repetitivamente).

Cuando una persona está afectada por el TOC, se ve desbordada tanto por sus obsesiones como por sus manías. El TOC puede llegar a dominar la vida del individuo y la de los que conviven junto a él, impidiéndole trabajar, concentrarse o distraerse. Pese a que no existen causas determinantes para padecer un TOC, existen de factores vulnerables como el perfeccionismo o la excesiva liberación de serotonina en el cerebro y otros órganos.

Otra parte esencial del trastorno es su elevada complejidad, ya que el grado de severidad no es el mismo en todos los pacientes ni tampoco los diferentes tipos de síntomas. Si bien dos personas dos personas pueden presentar obsesiones sobre la limpieza no necesariamente lo exteriorizan de la misma forma.

 

 

Síntomas y tratamiento del TOC

Los síntomas más comunes son, por ejemplo, la necesidad del afectado de que las cosas ocupen un lugar exacto o el temor a que otros toquen los objetos o los desplacen; el pavor a estar sucio o pegajoso originando un comportamiento excesivo sobre la higiene personal o doméstica; el miedo a que por el hecho de pensar o decir algo negativo ese hecho vaya a producirse, el temor a perder el control y tener una conducta considerada como violenta o repugnante por el propio individuo, entre otros.

Las conductas hipocondriácas (obsesiones caracterizadas por el temor a haber contraído una enfermedad que generan comprobaciones del propio cuerpo y frecuentes visitas a los centros médicos), las dudas sobre haber realizado las cosas de forma adecuada (haber sido ofensivo, haber enviado el mail a la persona indicada, haber tomado decisiones acertadas o haber cerrado correctamente el gas o la puerta) y la necesidad de guardar objetos por si algún día fueran necesarios son otros de los síntomas más frecuentes.

El TOC es una enfermedad crónica que puede curarse si la persona que la padece aprende a controlarla. La combinación entre el tratamiento farmacológico (a través de los inhibidores de la recaptación de serotonina) y la terapia psicológica de orientación cognitivo-conductual es la forma más eficaz de combatir el trastorno, reduciendo la sintomatología obsesiva hasta en un 60%.

Por Blanca Bueno Julià-Capmany
Psicología

La Dra. Bueno posee más de 10 años de experiencia en la salud pública y privada. Su elevado grado de formación tanto desde el punto de vista académico cómo en la práctica clínica le ha permitido especializarse en diferentes áreas, entre las cuales destaca el Trastorno Obsesivo-Compulsivo y el Trastorno de la Personalidad Obsesivo Compulsiva.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.