La inclusión de niños con autismo en las aulas

Escrito por: Marisol Rodríguez Gutiérrez
Publicado:
Editado por: JUDIT LECHÓN

La Sra. Marisol Rodríguez Gutiérrez, especialista en Psicología, junto con la Sra. Astrid Castells Tello, especialista en Pedagogía, con un Máster en Psicopedagogía por la Universidad de Barcelona, terapeuta especializada en necesidades educativas y profesora en la Facultad de Educación del grado en Pedagogía en la Universidad de Barcelona, han elaborado este artículo sobre la inclusión educativa del alumnado con Trastorno del Espectro Autista en el aula ordinaria.

 

La inclusión educativa representa actualmente uno de los mayores retos para los sistemas educativos. Dicho término últimamente ha adquirido mucha popularidad gracias a los medios de comunicación, pero resulta fundamental conocer el significado real de inclusión educativa para poder llevar a cabo una práctica docente de calidad.

 

Si miramos la definición de la UNESCO (2005), la educación inclusiva es un proceso para identificar y responder a las necesidades de todos los estudiantes ofreciéndoles una mayor implicación y participación en sus procesos de aprendizaje reduciendo la exclusión. Para poder llevar a cabo su aplicación necesitamos realizar modificaciones en los contenidos y en las metodologías utilizadas en las aulas. Del mismo modo, debemos poner especial énfasis en la igualdad de oportunidades, destacando el derecho humano que tienen todos los niños y niñas de recibir una educación de calidad, independientemente de su rango social, género y edad.

 

Políticas de inclusión en las aulas

Teniendo en cuenta este significado de inclusión se han realizado distintas políticas que destacan la importancia de modificar los parámetros educativos de la docencia, la organización y la gestión en las aulas.

  1. Ainscow (2005) ha resaltado el hecho de cambiar la manera de gestionar la información en el aula y, en consecuencia, modificar también la forma de evaluar la práctica educativa y el desempeño escolar. Así pues, poco a poco se han ido incorporando en múltiples espacios de educación ordinaria un mayor número de alumnos con necesidades educativas especiales.

Actualmente buscamos en las aulas ordinarias la supresión de las actitudes discriminatorias del alumnado, fomentando así una convivencia positiva aprendiendo de las particularidades de cada alumna y sumando capacidades. Para que todo esto sea posible, la práctica docente debe dar respuesta efectiva a los contextos pedagógicos escolares y a los extraescolares ofreciendo la igualdad de oportunidades a todos los niños y niñas, independientemente de sus características personales.

  1. También es muy importante la formación en inclusión educativa en las universidades. Siguiendo a Slee (2001) se han incorporado estudios culturales y teorías contemporáneas del aprendizaje como el constructivismo, que favorecen la construcción compartida de nuevas metodologías para atender de manera ajustada e inclusiva al alumnado.

 

Es importante que los niños con autismo se relacionen con sus compañeros y profesores 
para su correcto desarrollo

 

Objetivos de la educación inclusiva

La educación inclusiva pretende facilitar el acceso al aprendizaje para todos los niños y niñas, independientemente de sus particularidades. Desde una perspectiva inclusiva resulta esencial identificar las barreras que suponen un obstáculo para el aprendizaje y para la participación de los niños y niñas.

 

Por ejemplo, un alumno con Trastorno del Espectro Autista (TEA), con deficiencias en la comunicación y en la interacción social, con patrones restrictivos y repetitivos de comportamiento, puede ser muy útil aprender a utilizar un Sistema Aumentativo o Alternativo de la Comunicación (SAAC) y marcar las actividades que se realizarán durante el día escolar mediante un horario visual.

 

El horario visual resulta muy útil no solamente para el alumno con NEE, sino también para el resto del alumnado, puesto que les ayuda a conocer el orden de las actividades que se realizarán a lo largo del día. También cabe destacar que la utilización de un SAAC ayuda al alumno con TEA a poder comunicarse no solo con los profesores, sino también con sus compañeros.

 

Resulta muy útil enseñar a utilizar los SAAC a todos los alumnos, puesto que frecuentemente el maestro va cambiando de curso en curso pero el grupo de la clase permanece unido y el alumno con TEA podrá seguir comunicándose con sus compañeros y estos podrán enseñar el funcionamiento a los profesores nuevos.

 

Para todo ello, desde los colegios es fundamental llevar a cabo un cambio progresivo en la cultura educativa que repercuta también en las actitudes, valores y accesibilidad del centro. Del mismo modo, se precisan también modificaciones en las políticas educativas, en las que se tengan en cuenta la diversidad de ritmos y estilos de aprendizaje y, a la vez, las necesidades educativas especiales del alumnado.

Por Marisol Rodríguez Gutiérrez
Psicología

La señora Rodríguez es una reputada psicóloga, especializada en Psicología Clínica. Cuenta con una extensa formación en distintos ámbitos de la especialidad, habiendo cursado un Máster en Terapia Breve Estratégica. Lleva más de 30 años ejerciendo la profesión y es experta en numerosos tratamientos, de entre los cuales destaca el tratamiento para fobias y ansiedad generalizada con Realidad Virtual (RV). Actualmente presta sus servicios en la Clínica ÊIDOS y también, desde 1998, coordina el Área de Psicología en un Centro Educativo Privado-Concertado. 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.