TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.

Por Dr. Manuel Antonio Fernández Fernández
Neurología

El Dr. Fernández Fernández es Pediatra especialista en Neurología Pediátrica, experto en el tratamiento de trastornos de la conducta y trastornos del aprendizaje. Con más de 10 años de experiencia, actualmente es coordinador del Área de Neurología Pediátrica del Instituto Andaluz de Neurología Pediátrica y del Grupo de TDAH de la Sociedad Europea de Neurología Pediátrica. Durante su larga trayectoria, ha publicado diferentes artículos en revistas científicas sobre Neurología pediátrica, Neuropsicología y Trastornos del desarrollo.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes

Guía práctica para los padres y hermanos de niños con autismo

 

¿Qué deben indicar los padres a los hermanos (mayores o menores) de los niños con autismo?

Los hermanos de los chicos con problemas neurológicos sufren también las complicaciones familiares de los padres. Lamentablemente, hay poca información al respecto. A pesar de ello, la concienciación sobre el tema va en aumento y se está empezando a plantear la integración de los hermanos en la gestión de las necesidades globales de apoyo a la familia.

La situación concreta de los hermanos dentro de cada familia va a variar y depender mucho de la edad de cada uno y de su posición en el orden de edad. Los mayores, en general, son unos buenos cuidadores porque conocen muy bien las características y necesidades de sus hermanos. En cambio, los menores necesitan mayor apoyo por parte de los padres.

De una forma u otra, los padres deben tratar con la mayor naturalidad posible la situación de su hijo con autismo en la vida diaria y eso incluye el manejo de los hermanos.

 

¿Existen juegos o pautas que impliquen a los hermanos/as y que ayuden al niño afectado?

En función del nivel de afectación del chico autista, los juegos o actividades que pueden compartir con sus hermanos varían. Según hable o no, según su nivel intelectual… Pero en general, los juegos que se desarrollan en dispositivos electrónicos como tabletas u ordenadores les ayudan a compartir actividades y tiempo, a la vez que les permite focalizar su atención.

 

Un hermano menor, ¿puede desarrollar autismo por imitar a su hermano?

Claro que no. Una cosa es que haya una importante base genética en el autismo y otra que un hermano desarrolle ese comportamiento por imitación. La tendencia natural del desarrollo neurológico de los niños es a la normalidad. Si no hay ningún factor que le afecte con gravedad, no tiene por qué aparecer este tipo de conductas o comportamientos.

 

¿Qué aconsejaría a los padres que se encuentran en esta situación?

Uno de los pilares fundamentales del día a día de las familias de niños con autismo es la terapia. Integrar en ella a todos los miembros de la familia es la mejor manera de evitar desigualdades o desatención en relación al resto de miembros. El objetivo de todo profesional en Neurología Pediátrica es que los familiares del paciente conozcan y colaboren en sus necesidades gracias a estas sesiones de terapia.

Neurología en Sevilla
Fuente: artículo realizado en base a la experiencia y trayectoria profesional del doctor

Publicado por: Top Doctors®