El dolor pélvico crónico necesita un abordaje multidisciplinar

Escrito por: Dra. Blanca Martínez Serrano
Publicado:
Editado por: Alicia Arévalo

El dolor pélvico crónico se define como la presencia de dolor en la cintura pélvica de más de 6 meses de evolución, que puede afectar al  sistema musculo esquelético, ginecológico, urológico y gastrointestinal.
 

Es más frecuente en la mujer siendo la endometriosis la causa más frecuente de este dolor.
 

Las causas de dolor pélvico crónico son diferentes en el hombre y en la mujer:
 

MUJER

HOMBRE

Infección

Prostatitis

Endometriosis

Cistitits intersticial

Dismenorrea

Dolor escrotal

Dispareunia

Dolor peneano

Síndrome miofascial

Obstrucción ureteral

Vulvodinia

Síndrome intestino irritable

Cistitis intersticial

Dolor oncológico

Congestión pélvica

Proctalgia fugax

Síndrome intestino irritable

Proctitis postradioterapia

Dolor oncológico

Orquialgia crónica

Dolor postquiúrgico ( adherencias, atrapamientos nerviosos)

Dolor postquirúrgico (adherencias. Atrapamientos nerviosos)

Neuralgia pudendo

Neuralgia pudendo

Cuadro 1. Causas de dolor pélvico.

 

¿Existen tratamientos para el dolor pélvico?

Para poder entender la complejidad del dolor pélvico y su tratamiento es necesario conocer las estructuras y órganos implicados en el mecanismo de producción de dolor tal como se muestra en el cuadro 2.
 

Cuadro 2. Sistemas implicados en le dolor pélvico crónico.
 

 

Por tanto, el tratamiento del dolor pélvico crónico debe ser multidisciplinar, es decir, debe englobar diferentes enfoques que afectan a este síndrome y por ello es necesario recibir tratamiento de:

  • Psicólogo
  • Rehabilitador (fisioterapia)
  • Especialista en dolor.
  • Especialista otro (ginecólogo, urólogo…)
     

El tratamiento farmacológico del dolor pélvico difiere poco del pautado para otros tipos de dolor crónico. Quizás, lo que lo diferencia es el tratamiento invasivo del dolor, siendo la radiofrecuencia, los anestésicos locales, los anitinflamatorios esteroideos y la toxina botulínica  los más utilizados.
 

Dentro de las unidades de dolor, se pueden ofrecer diferentes tipos de terapia encaminadas a infiltrar estructuras nerviosas, músculos y articulaciones.
 

Con respecto a los nervios se pueden visualizar en el cuadro 3 las regiones más frecuentemente afectadas en el dolor pélvico y los nervios responsables de ello.

Cuadro 3. Nervios periféricos implicados en el dolor pélvico.
Tomada de
www.painphysicianjournal.com
 


 

Nervio pudendo

Nervio obturador

Nervios cluneales

Nervio cutáneo femoral posterior

Nervio ilioinguinal

Nervio iliohipogástrico

Nervio genitofemoral

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 



Otras veces, es necesario abordar estructuras más complejas y profundas como el ganglio impar, plexo hipogástrico, ganglio raíz dorsal T11-S3. Se muestran en el cuadro 4.
 

Cuadro 4. Estructuras más profundas implicadas en el dolor pélvico.
Tomada de www.painphysicianjournal.com

 

Dicho todo esto, el tratamiento invasivo del dolor pélvico se dirigirá hacia aquellas estructuras responsables de vehiculizar el dolor, es decir, infiltrar:

  • Los nervios periféricos
  • Las estructuras nerviosas más profundas responsables del dolor vehiculado por el sistema nervioso simpático: Ganglio impar, hipogástrico, raíz dorsal.
  • Músculos y articulaciones implicados: Cuadro 5
    • Piramidal
    • Obturador
    • Elevador ano
    • Coxígeos
    • Psoas-ilíaco
    • Glúteo medio.
    • Articulación sacroilíaca, facetaria lumbo-sacra, bursa trocantérea,…

 

Cuadro 5. Músculos responsables de dolor pélvico.
Tomada de Wikipedia.

 

¿Puede volver a reaparecer el dolor tras el tratamiento?

El dolor pélvico puede reaparecer tras su tratamiento. Hay ocasiones en que se consigue bajar su intensidad y que el paciente pueda convivir con un grado bajo de dolor durante tiempo. Otras veces hay que repetir o mantener los tratamientos antes mencionados para ello.
 

En el caso de dolor pélvico y en la mujer, al existir el componente hormonal es frecuentes que haya dolores cíclicos, es decir, que aparezcan o sean más intensos con  cada ciclo menstrual.
 

Par ello están diseñadas terapias conductuales, fisioterapia que complementan el tratamiento invasivo del dolor como se ha mencionado en párrafos anteriores.

 

¿Cómo podemos evitarlo?

La mejor manera de evitar este dolor es su conocimiento por parte todos los profesionales y su rápido tratamiento para evitar grandes cronicidades y que se produzcan fenómenos de hipersensibilización central. Cuando esto ocurre el cerebro crea memoria para el dolor y aunque haya desparecido la causa del dolor, ya se creó una memoria difícil de eliminar.
 

No es infrecuente  ver que estos pacientes peregrinan por muchos especialistas en busca de una solución. Su conocimiento y las alternativas que existen para mitigarlo debería formar parte del conocimiento de todos los especialistas que entran en contacto con el paciente en algún momento y no alargar su martirio.
 

Ésta es una de las razones por las que se pautan fármacos raros para el tratamiento de dolor: antidepresivos, antiepilépticos…. Tienen la intención de “engañar” al cerebro para evitar que se perpetúe esa memoria de dolor.
 

Cada vez se trabaja mejor en este aspecto y tanto los servicios de ginecología, urología, proctología, psiquiatría y rehabilitación, trabajan más en conjunto con las unidades o cínicas de dolor.

Por Dra. Blanca Martínez Serrano
Unidad del Dolor

La destacada Dra. Martínez Serrano es especialista en Unidad del Dolor, Doctorado en Medicina y Cirugía por la Universidad Autónoma de Madrid. Con más de una década de experiencia en el tratamiento del dolor, ha ejercido en el Hospital Universtario La Paz y en el Instituto Madrileño del Dolor (IMD). El IMD es una unidad especializada en el diagnóstico y tratamiento del dolor crónico, que ofrece a sus pacientes un tratamiento cercano y de la máxima calidad. 

En su extensa formación, la doctora ha realizado numerosos cursos en áreas relacionadas con el dolor oncológico, no-oncológico y ecografia, además de másteres en fisiopatología y tratamiento del Dolor y en Medicina Paliativa y Tratamientos de Soporte del Enfermo. Además, también ha desarrollado una labor docente, en diversos cursos y reuniones científicas relacionadas con el dolor crónico.
 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..