Cómo combatir la obesidad

Escrito por: Dr. Miguel Ángel Molina Gutiérrez
Publicado:
Editado por: Margarita Marquès

En los últimos años, han aumentado los niveles de obesidad. Con independencia de los factores genéticos, el avance de la prevalencia de la obesidad tiene un origen multifactorial.

 

Para combatir la obesidad a nivel mundial
es necesario fomentar la actividad deportiva 

 

En primer lugar, se ha multiplicado, de manera notable, la cantidad de azúcar en la dieta, ocasionando un deterioro de la educación nutricional.

 

No hemos sabido adaptarnos a los cambios de nuestra sociedad, de manera que la actividad física se ha visto sustituida por una vida cada vez más sedentaria y esclava de la tecnología en la que ya casi no tenemos tiempo ni para comer.

 

Por último, es importante no olvidar el componente emocional. Para muchas personas, el hecho de comer se ha convertido en una auténtica vía de escape para sus problemas.

 

¿Qué tipos de dieta han perjudicado la alimentación?

Los tipos de dieta que más han perjudicado la alimentación de la sociedad a nivel mundial son, fundamentalmente, todas aquellas que abusan de los hidratos de carbono sencillos o de absorción rápida, así como el aumento de los alimentos ultraprocesados en la alimentación.

 

La dieta para evitar la obesidad, en función de la edad

Los niños deben seguir una dieta equilibrada que incluya hidratos de carbono, proteínas y grasas. Es decir, deben seguir la dieta mediterránea.

 

Aproximadamente, la mitad de las calorías que necesita su organismo deberían incorporarse a través de hidratos de carbono, preferentemente de los llamados complejos, que incluyen el arroz, la pasta y las legumbres, entre otros. La otra mitad deben incorporarse a través de grasas y proteínas. Por otro lado, es importante reforzar el consumo de pescado e introducir las verduras si es posible a diario.

 

En cualquier caso, es necesario que los padres sigan una serie de pautas para planificar la alimentación de los niños:

  • Realizar 5 comidas al día
  • Evitar el picoteo
  • Alejarse de la bollería industrial a la hora de organizar las meriendas
  • Sustituir la bollería industrial por fruta, yogur y los fiambres magros
  • Evitar los refrescos

 

Los factores a modificar para evitar la obesidad

En primer lugar, es importante que los padres sean conscientes del problema. Los niños aprenden de lo que les rodea. Por este motivo, la primera medida que se debe fomentar son los hábitos saludables con el ejemplo propio. Es difícil que un niño coma verduras si sus padres no lo hacen.

 

En segundo lugar, es fundamental fomentar el deporte y es importante hacerlo desde la primera infancia. Estamos siendo testigos de cómo las nuevas tecnologías han invadido el espacio de ocio de los niños. En este sentido, puede ser positivo aprovechar todo lo bueno que pueden ofrecer estas tecnologías, pero no debemos dejar que monopolicen la vida de los niños, porque en ese caso, los adolescentes serán cada vez más sedentarios.

 

Cada persona posee un metabolismo y no todos los niños van a tener el mismo físico aunque coman lo mismo.

 

Por otro lado, es recomendable no convertir el acto de la comida en una carrera de velocidad. No deben otorgarse premios al que termina primero, sino más bien todo lo contrario. Comer rápido incrementa el riesgo del llamado síndrome metabólico, que es una de las principales causas de enfermedad cardiovascular.

 

Medidas para combatir la obesidad a nivel mundial

En el caso de los niños, hay que reducir el consumo de azúcar en su dieta y los alimentos industriales ricos en grasas. Es necesario conseguir que todos los miembros de la familia coman lo mismo.

 

Sobre todo, fomentar la actividad deportiva en los niños y adolescentes. Se puede adoptar la dieta mediterránea y aun así tener sobrepeso si no gastamos el excedente de calorías de la alimentación mediante el ejercicio.

Por Dr. Miguel Ángel Molina Gutiérrez
Endocrinología infantil

El Dr. Molina Gutiérrez es un prestigioso especialista en Endocrinología Pediátrica. Cuenta con más de quince años de experiencia en la profesión y una extensa formación en distintos ámbitos de la especialidad. En concreto, es experto en retraso de crecimiento, pubertad precoz, obesidad, diabetes y patología de la tiroides, entre otros.

A lo largo de su trayectoria profesional, ha combinado su labor asistencial con la docencia, siendo profesor de diferentes cursos de la especialidad. Además, ha desarrollado una importante tarea investigadora, siendo autor de diferentes artículos científicos de gran relevancia en prestigiosas revistas nacionales. En la actualidad, ejerce en la Clínica Crezen y en el Hospital Vithas Nisa Pardo de Avarca. 
 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..