Cáncer de hígado y Hepatitis, ¿existe conexión?

Escrito por: Dr. José Miguel Rosales Zábal
Publicado:
Editado por: Patricia Pujante Crespo

El hígado es un órgano muy importante en el cuerpo humano. Interviene en varios procesos vitales, manteniendo limpio el organismo, actuando como si fuese una batería, cuya función es descomponer los alimentos que entran en el cuerpo para convertirlos en energía, regulando productos químicos y hormonas, luchando frente a las infecciones.

No obstante, la salud del hígado puede ponerse en entredicho de diferentes maneras: virus, alteraciones genéticas, acumulación excesiva de grasa o el consumo abusivo de alcohol.

Entre las amenazas del hígado se incluye también el carcinoma hepatocelular, conocido como cáncer de hígado primario, siendo la tercera causa de muerte por cáncer en el planeta.

El alcohol guarda una estrecha relación con las enfermedades del hígado - Top Doctors
El alcohol guarda una estrecha relación con las enfermedades del hígado

Causas del carcinoma hepatocelular o cáncer de hígado y relación con la hepatitis

Por norma general, hasta que no aparece una enfermedad que afecte gravemente al hígado, como podría ser el cáncer de hígado, las complicaciones pasan desapercibidas. Esto se debe, principalmente, a que hasta que el hígado no está dañado hasta un 75% o más la función hepática no disminuye. Una hepatitis o una inflamación del hígado originada en una infección es la causa principal de hasta un 80% de los cánceres primarios de hígado, en concreto Hepatitis B o Hepatitis C.

De forma inicial, el virus de la Hepatitis C (VHC) y el Virus de la Hepatitis B (VHB) causan una inflamación en el hígado. Las células del hígado pasan a estar dañadas, formándose entonces tejido cicatrizal que deteriora progresivamente la función hepática.

Otros factores de riesgo serían el consumo excesivo de bebidas alcohólicas, la exposición a aflatoxinas (toxinas que produce un hongo que crece en frutos secos, semillas y legumbres), enfermedades por almacenamiento de hierro, obesidad, diabetes y cirrosis.

Hoy en día, se puede decir que en España hay unas 400.000 personas afectadas por Hepatitis C, pero cerca de la mitad no están diagnosticados. Como tal, la Hepatitis C es una enfermedad asintomática en su comienzo, pero que décadas después de la infección, una vez se ha cronificado, acaba desarrollándose en uno de cada tres casos en cirrosis o hepatocarcinoma. Así, hasta en un 85% de los casos la enfermedad se hará crónica, al no eliminarse del cuerpo los virus portadores.

El pronóstico del cáncer de hígado es poco favorable, ya que se detecta normalmente en fases avanzadas de la enfermedad cuando su curación es difícil.

 

Prevención de hepatitis para evitar el cáncer de hígado

La mejor forma de prevenir el VHB es la vacunación, aunque la inmunización solo es eficaz en individuos que nunca han estado expuestos al virus. No obstante, en la actualidad todavía no existe ninguna vacuna contra el VHC, por lo que la mejor forma de evitarlo es evitando abuso de tabaco y alcohol, hacer ejercicio regularmente y mantener una dieta saludable.

 

Grupos en riesgo de contraer el virus de la Hepatitis C

  • Personal sanitario que puede sufrir pinchazos accidentales
  • Personas que han recibido transfusiones de sangre en la década de los 90
  • Personas tatuadas o con piercings realizados en lugares no regulados
  • Personas que se inyectaron o se inyectan drogas
  • Hombres homosexuales
  • Nacidos de madres afectadas por VHC
  • Enfermos sometidos a Hemodiálisis crónica
  • Internos en instituciones penitenciarias
  • Parejas sexuales de infectados por VHC
  • Infectados con VIH o VHB

 

Tratamientos para la Hepatitis B y C ayudan en su curación

La detección de la hepatitis se antoja fundamental, ya no solo por sus posibles derivaciones graves como el cáncer de hígado, sino porque ayudan. Nuevos antivirales logran ofrecer unas tasas de curación cercanas al 100%, siendo tratamientos muy bien tolerados y de una duración corta, de entre ocho y doce semanas de duración.

Con el tratamiento que aconsejará el especialista en Aparato Digestivo se logra, a su vez, evitar la progresión de inflamación del hígado o la fibrosis, previniéndose o retrasándose las posibilidades de sufrir cáncer de hígado o cirrosis, eliminando el riesgo de transmisión del virus a otras personas.

Por Dr. José Miguel Rosales Zábal
Aparato digestivo

El Dr. Rosales Zábal es un reconocido especialista en Aparato Digestivo con reconocida excelencia en la realización de técnicas endoscópicas. Entre su formación también consta la acreditación como Médico de Familia de Urgencias y Emergencias, y ha ejercido como especialista en Aparato Digestivo en diversos centros médicos y hospitalarios de prestigio a nivel nacional. Actualmente el Dr. Rosales Zábal atiende a sus pacientes en HC Marbella Hospital Internacional. Además, ha realizado numerosas publicaciones sobre su especialidad y es miembro de las más importantes sociedades médicas de Aparato Digestivo y Medicina Familiar.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.