Aplicaciones e indicaciones a tener en cuenta sobre la ozonoterapia

Escrito por: Dr. Rafael Fernández Martínez
Publicado:
Editado por: Yoel Domínguez Boan

La ozonoterapia consiste en el tratamiento de distintas enfermedades a partir de la aplicación de la mezcla de oxígeno y ozono. En Medicina, comenzó a utilizarse a partir del año 1953, aunque ha sido a partir de los 90 cuando se ha generalizado su uso, mostrándose como un tratamiento muy eficaz ante muchas enfermedades. La ozonoterapia es un buen analgésico y antiinflamatorio, así como un desinfectante poderoso y eficaz ante bacterias, virus y hongos. A su vez, la ozonoterapia tiene la capacidad de estimular el sistema inmunitario.

 

 

Contraindicaciones de la ozonoterapia

Como tal, la ozonoterapia es un procedimiento aplicable prácticamente a toda la población, incluidos los niños. Además, se trata de un tratamiento que prácticamente carece de contraindicaciones.

 

Únicamente se evita —como la mayoría de los fármacos— en el embarazo, en un infarto reciente o en una intoxicación alcohólica aguda.

 

Se trata de un producto tóxico cuando se respira si la concentración supera el umbral de toxicidad, por lo que se debe evitar aspirarlo.

 

Infiltración de ozonoterapia
La ozonoterapia puede aplicarse de distintas formas, siendo las infiltraciones bastante habituales
 

 

¿Cuándo se utiliza la ozonoterapia?

La ozonoterapia está considerada como un tratamiento médico natural que se utiliza tanto solo como combinado junto con otras técnicas o fármacos, y cuya aplicación es sumamente útil en numerosas enfermedades. Las indicaciones de la ozonoterapia son muchas, y abarcan casi todos los ámbitos de la Medicina:
 

 

¿Cómo se aplica la ozonoterapia?

La aplicación de la radioterapia se lleva a cabo por distintos abordajes, en función del proceso a tratar. Esta, puede ser múltiple: intramuscular, articular, intravenoso mezclado con la sangre, vía rectal, vía vaginal, mediante contacto cutáneo o con un dispositivo contenedor para que este no se disipe en el ambiente.

 

En función de la patología a tratar, los resultados son variables. Así, en algunos casos puede significar una mejoría muy apreciable de los signos o síntomas duradera o no en el tiempo o una curación completa.

 

La ozonoterapia tiene la ventaja de que, al no tener contraindicaciones, puede utilizarse a la frecuencia que se precise, durante el tiempo necesario y repitiendo los ciclos que el profesional considere necesarios.

 

Para más información sobre la ozonoterapia y sus aplicaciones, consulte con un especialista.

Por Dr. Rafael Fernández Martínez
Medicina Familiar

El destacado Dr. Fernández Martínez es licenciado en Medicina y Cirugía por la Facultad de Medicina de la Universidad de Granada. Ha sido pionero en su provincia en el uso de tratamientos innovadores, ahora muy reconocidos,  como la ozonoterapia y la dieta cetogénica.

Es experto en ecografía general, técnica de la que hace uso en sus consultas desde 1993. Le avalan multitud de cursos y su presencia como ponente en congresos internacionales de ecografía. Actualmente emplea esta técnica en el estudio abdominal y digestivo, tiroides, mama, sistema musculoso-esquelético, testículo y próstata, ginecología y obstetricia, cardíaco, piel, etc. También es destacable el empleo de la técnica por el doctor para realizar punciones para infiltración, biopsia o evacuación de colecciones líquidas de forma segura, permitiendo ver en todo momento el recorrido de agujas o catéteres.

Actualmente ejerce como director médico de la Clínica Clinium y de Clínica Órgiva.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación..