Abordar la migraña desde la Neurología

Escrito por: Dr. Eugenio Lecanda Garamendi
Publicado: | Actualizado: 23/04/2018
Editado por: Patricia Pujante Crespo

La migraña se traduce en un fuerte dolor de cabeza variable en intensidad, frecuencia y duración, que puede conllevar también otros síntomas asociados. Aunque es muy común, también es muy incapacitante para la persona que la sufre. Existen dos modalidades de tratamiento, aquél para las crisis migrañosas y otro preventivo. 

Migraña: qué es y síntomas

Se entiende por cefalea o migraña todo dolor o molestia localizado en la cabeza y cuya topografía no coincide con el área de distribución de los nervios sensitivos que inervan las partes sensibles de la cabeza. 

Consiste en ataques de dolor de cabeza muy variable en cuanto a intensidad, frecuencia y duración, comúnmente unilateral y asociado a náuseas y vómitos, estando, en ocasiones, asociados a trastornos sensitivos-motores visuales del lenguaje y del humor. 

Es una enfermedad común que afecta al 10-20% de la población, siendo dos veces más frecuente en la mujer. Se estima que un 40% de los hombres y un 50% de las mujeres han sufrido cefalea incapacitante alguna vez en su vida. En los adolescentes, un 20% padecen jaqueca típica.

Las características del síndrome migrañoso incluyen:
-    cefalea
-    molestias gastrointesinales, que incluyen anorexia, náuseas, vómitos, distensión abdominal, estreñimiento o diarrea
-    irritabilidad
-    sonofobia y fotofobia
-    frialdad de las extremidades
-    desorientación
-    sudoración
-    vértigo
-    auras en forma de pérdida de visión transitoria o borrosidad, fotopsia (ver luces o destellos) o hemianoptsia (ceguera transitoria)
-    alteraciones en el habla
-    alucinaciones olfatorias o auditivas
-    alteraciones del humor

 

Diagnóstico de la migraña

Para lograr su diagnóstico es esencial la historia clínica: duración, frecuencia, localización, carácter, intensidad y modalidad del dolor. Asimismo, también debe estudiarse la existencia de factores desencadenantes y síntomas acompañantes, como:
-    escotomas o pérdida parcial del campo visual
-    amaurosis o ceguera transitoria
-    acúfenos
-    rinorrea
-    vértigos
-    alteraciones motoras y sensitivas focales
-    alteraciones de conciencia

Esto se completará con la exploración por parte del experto en Neurología y las pruebas neurológicas complementarias pertinentes. 

 

Causas de la migraña

Como mecanismos responsables de las cefaleas o migrañas se han postulado los siguientes:
-    tracción de las venas que desembocan en los senos venosos
-    tracción de las grandes arterias de la base del cerebro y sus ramas principales
-    distensión y dilatación de las arterias intracraneales
-    inflamación de algunas de las estructuras sensibles al dolor
-    presión directa de algunos procesos sobre los nervios sensitivos craneales o cervicales
-    otras estructuras sensibles al dolor, como la piel, tejido celular subcutáneo, periostio epicraneal, senos paranasales, estructuras de la cavidad nasal, estructura del ojo, nervio trigémino, glosofaríngeo y vago.

 

Clasificación de las migrañas

En la clasificación de las cefaleas o migrañas se incluyen, de modo general:
-    Migraña común
-    Migraña sin aura
-    Migraña con aura visual, que presenta diferentes tipos: hemipléjica familiar, basilar, aura migrañosa visual, aura sin cefalea.
-    Migraña acompañada de pródromos sensitivos motores y del lenguaje
-    Otros tipos de migraña, como la oftalmopléjica, retiniana, status migrañoso, migraña cardíaca, trastorno migrañoso atípico…
-    Cefalea de tensión. Constituye una de las cefaleas o migrañas más frecuentes, con factores desencadenantes como el estrés, el insomnio, la ansiedad y un componente depresivo. 
-    Cefalea en acúmulos o cluster y la hemicránea paroxística crónica. Constituyen retos clínicos de magnitud.
-    Cefalea mixta tensional y migrañosa
-    Cefalea asociada a traumatismo craneal o accidente cerebrovascular (ACV)
-    Cefalea tipo arteritis de células gigante de la arteria temporal con riesgo de ceguera
-    Procesos neoplásicos expansivos cerebrales, metabólicos, disfunción temporomandibular o síndrome miofacial
-    Neuralgias craneales trigeminal, glosofaríngea, nasociliar, laríngea, postherpética.

 

Factor genético en la migraña

La genética de la migraña sugiere una herencia con rasgo dominante autonómico, existiendo un 70% de pacientes con historia familiar.

Se ha descubierto que los pacientes de migraña con aura presentan una variante del gen asociado al cromosoma 8 que no lo tienen los pacientes con migraña común sin aura. 

Los últimos descubrimientos genéticos muestran cuatro genes en los pacientes con migraña, que son: MEF2D, TGFBR2, PHACTR1 y ASTN2, descubiertos por el Instituto de Investigación del Hospital Vall d’Hebrón de la Universidad de Barcelona. No obstante, también son los factores ambientales, hormonales, psicológicos y epigenéticos los que juegan un papel de primera importancia en el desarrollo de la migraña.

 

Migraña y Neurología

La dilatación arterial y el vasoespasmo producidos durante las migrañas han sido explicados mediante dos teorías: la neural y la vascular.
1)    Teoría neural. Esta teoría postula que descargas de baja frecuencia en el locus cerúleo (región cerebral involucrada en el pánico y el estrés) determinan un estrechamiento de un vaso sanguíneo cerebral (vasoconstricción cortical), causante de una segunda ola de oligohemia o reducción de la cantidad habitual de sangre circulante.
Por el contrario, descargas de alta frecuencia son las condicionantes de una vasodilatación extracraneal. El fenómeno de oligohemia propagada comienza en el área visual, con progresión hacia el córtex de 2 a 34 minutos. Este fenómeno de inhibición de la actividad neuronal de forma aguda, intensa y transitoria, tiene una expresión bioquímica, hemodinámica y electrofisiológica. 
La vía final es una alteración de la fibra lisa vascular con estrechamiento de un vaso sanguíneo (vasoconstricción) y vasodilatación, por liberación de neurotransmisores, cosa que provoca la crisis dolorosa. 
2)    Teoría vascular. Explica el cuadro doloroso mediante la aparición de un factor liberador de serotonina que provoca la vasoconstricción y el aura, y produce náuseas y vómitos. La alteración en el hipotálamo y sistema límbico da a entender el papel de las emociones en el desencadenamiento.

 

Factores desencadenantes de migraña

Existen factores desencadenantes implicados en la crisis de la migraña. Pueden ser factores dietéticos, tales como el hambre, el alcohol y el tabaco. También alimenticios, ya que los alimentos que contienen tiamina, dopamina, feniletilamina, glutamato monosódico y nitrito sódico pueden provocar dolor de cabeza. El nitrito sódico se encuentra como conservante y colorante en carnes curadas y salchichas. La tiramina en quesos curados, yogurt, plátanos muy maduros, aguacates, cacahuetes, arenque en escabeche o hígado de pollo. La dopamina se halla en la vaina de las habas gruesas y en la cafeína. Y, la feniletilamina se encuentra en el chocolate, la cola y el té. En cambio, la cafeína alivia la migraña. 

Asimismo, existen factores atmosféricos, ya que las nubes brillantes, la nieve, el sol, los olores intensos o el viento pueden desencadenar las migrañas.  También factores emocionales o conductuales, tales como el insomnio y el estrés.

 

Tratamiento de la migraña

Respecto al tratamiento, en primer lugar cabe destacar el tratamiento no farmacológico basado en eliminar los factores desencadenantes: llevar una vida relajada con ejercicio físico o deporte de moderada intensidad y una dieta equilibrada.

El tratamiento farmacológico consiste en medicación específica para las crisis migrañosas y el tratamiento preventivo:
-    Tratamiento para las crisis migrañosas. Para tratar la migraña existen los triptanes orales, intranasales y de perfil flash. También los ergótico y derivados, pero prácticamente no se utilizan por sus efectos secundarios. Los antiinflamatorios (AINES) también son efectivos en algunos casos, así como los analgésicos convencionales. En crisis muy intensas y rebeldes también se suministran derivados morfínicos. 
-    Tratamiento preventivo. Es eficaz en el 60% de los casos. Se utilizan fármacos betabloqueantes edrenérgicos, un fármaco antagonista del calcio, valproato sódico o antidepresivos. También se utilizan, en casos muy específicos, la acupuntura y la toxina botulínica. 

 

Por Dr. Eugenio Lecanda Garamendi
Neurología

Especialista en Neurología, el prestigioso Dr. Lecanda Garamendi es experto en el tratamiento de Parkinson, Alzheimer, Epilepsia, Migrañas, Ictus y Esclerosis Múltiple, entre otras patologías. Es facultativo del servicio de Neurología del Hospital Vithas Medimar Internacional, además de ser el director y coordinador de la Unidad de Daño Cerebral Sobreañadido y Demencias del mismo hospital. Asimismo, es colaborador de la Unidad de Procesos Vertiginosos del Hospital Vithas Medimar Internacional y delegado de residentes de Neurología MIR de la Comisión Nacional de Neurología. Es licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Navarra, con especialización en Neurología por la Clínica Universitaria de Navarra. Además, es Doctor en Medicina y Cirugía por la Universidad de Navarra con calificación Cum Laude, ejerciendo como docente de Neurología en la Facultad de Medicina de la UDN. Ha colaborado en numerosos congresos y ponencias nacionales e internacionales sobre sus especialidades, además de ser autor de numerosos artículos científicos y divulgativos.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.