Síndrome adherencial

Especialidad de Aparato digestivo

¿Qué es el síndrome adherencial?

El síndrome adherencial son un conjunto de síntomas que se producen porque se forman adherencias intraabdominales, normalmente intraperitoneales. Son bandas de fibras de tejido cicatrizal que pueden formarse en la superficie de distintos tejidos, entre ellos y el peritoneo o pueden ser también mixtas. Las adherencias están formadas por colágeno y pueden “pegar” distintas estructuras o partes de ellas en el interior de la pelvis. Un ejemplo son el colon y el útero, o el colon y los ovarios, o las trompas de Falopio. Todo esto conllevará alteraciones funcionales y dolor en el paciente.

La mayoría de estas adherencias pueden formarse tras operaciones o por infecciones y son parte del proceso de cicatrización. No obstante, provocan la unión de estructuras que, en condiciones normales, no deberían estar unidas.

El síndrome adherencial es más común en mujeres, por las adherencias abdominopélvicas, que son las más comunes debido a patologías y cirugías gineco-obstétricas. Asimismo, la mayoría de personas afectadas tienen entre 25 y 50 años.

Las adherencias pueden ser de distintos tipos:

Según el origen:

  • Congénitas
  • Adquiridas

Según la ubicación anatómica:

  • Víscero-viscerales 
  • Víscero-parietales
  • Víscero-epiploicas
  • Epiploico-parietales

Según su patogenia:

  • Tras eventos no traumáticos, isquémicos o inflamatorios
  • Tras un traumatismo físico o manipulación quirúrgica
Las adherencias suelen producirse por procesos inflamatorios o cirugías - Top Doctors
Las adherencias suelen producirse por procesos inflamatorios o cirugías

Pronóstico de la enfermedad

El síndrome adherencial sí puede ser grave, ya que están uniéndose estructuras que no deben estar juntas. Esto no solo causará dolores en el paciente sino que afectará a la función de los órganos y estructuras.

Síntomas del síndrome adherencial

El síndrome adherencial se manifiesta de forma distinta según la ubicación y rigidez de las adherencias. El síntoma más común es el dolor abdominal relacionado con antecedentes de cirugía abdominal pélvica. Si, además, hay una obstrucción intestinal, el paciente puede presentar también:

  • Vómitos y náuseas
  • Distensión abdominal
  • No canalización de gases y heces

Pruebas médicas para el síndrome adherencial

El diagnóstico se basará, sobre todo, en la sospecha del especialista en Ginecología y Obstetricia, en la mayoría de casos. En base a los antecedentes de la paciente, en cuanto a cirugías o inflamaciones pélvicas, así como endometriosis, podrá considerar que existan adherencias. En este sentido, una ecografía transvaginal permitirá un primer diagnóstico, permitiendo ver los órganos y su ubicación. Sin embargo, puede no ser del todo precisa.

También el especialista en Aparato Digestivo podrá pedir algunas pruebas en base a los síntomas digestivos que padezca el paciente.

¿Cuáles son las causas del síndrome adherencial?

La mayoría de adherencias se forman tras operaciones o por infecciones, como parte del proceso de cicatrización. Esto ocurre, normalmente, cuando se realizan de forma abierta, en cirugías abiertas como una laparotomía, cirugía de ovarios o apendicectomía en estado de inflamación avanzado. Sin embargo, otros procesos inflamatorios relacionados con enfermedad inflamatoria pélvica o endometriosis también pueden provocar las adherencias.

¿Se puede prevenir?

La manera de prevenir el síndrome adherencial es intentando que haya el mínimo trauma quirúrgico tras una operación, algo que los especialistas en Cirugía General llevarán a cabo:

  • Minimizar el uso de láser, separadores y cauterio.
  • Evitar isquemia y desecación.
  • Utilizar laparoscopia en la medida de lo posible.
  • Emplear geles y membranas de barrera que separan las superficies operadas, evitando que se formen adherencias.
  • Manipular con cuidado los tejidos.

Tratamientos para el síndrome adherencial

El tratamiento del síndrome adherencial dependerá de los síntomas que presente el paciente. Así, si no sufre una obstrucción intestinal se podrá tratar:

  • Bebiendo abundantes líquidos.
  • Realizando ejercicio cardiovascular.
  • Evitando la ingesta de alimentos astringentes.
  • Utilizando, de forma ocasional, laxantes.

Si hay obstrucción intestinal se recurrirá a un tratamiento conservador basado en la descompresión del tubo digestivo con soluciones intravenosas y sonda nasogástrica.

Si la obstrucción es muy importante se recomendará otra cirugía, la adhesiólisis laparoscópica. Con esta técnica se diagnosticarán adecuadamente las adherencias, en qué grado están y si compromete el resto de estructuras de la cavidad pélvica. La técnica permite, pues, liberar las estructuras que estaban unidas.

¿Qué especialista lo trata?

Diferentes especialistas pueden tratar el síndrome adherencial, según la ubicación, tamaño y extensión de las adherencias, así como el estado en que se encuentren y los síntomas que estén provocando en el paciente. Si las adherencias se ubican en la pelvis y la paciente es una mujer, el especialista en Ginecología y Obstetricia se encargará del diagnóstico y seguimiento. No obstante, si las adherencias también provocan síntomas en el Aparato Digestivo, será el especialista en dicha materia quien deba abordarlo, con el diagnóstico y tratamiento más conservador en la medida de lo posible. Finalmente, cuando alguno de estos especialistas considere que no hay más vías de tratamiento, será el especialista en Cirugía General, o el propio ginecólogo, quien deba realizar una intervención quirúrgica.

loading...
TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.