Roncopatía

Especialidad de Otorrinolaringología

 

¿Qué es la roncopatía?

La roncopatía y la apnea obstructiva del sueño son trastornos caracterizados por la oclusión temporal de la vía respiratoria superior, a nivel de la faringe, durante las horas de descanso. Como consecuencia, se produce un sonido a modo de ronquido, provocando problemas de sueño, cansancio y respiración, además de otros derivados.

Síntomas de roncopatía

La manifestación más conocida de este problema es el ronquido, pero en casos más graves la respiración puede detenerse (apnea) durante más de 10 segundos, por lo que se producen episodios de interrupciones de sueño durante toda la noche. Estos episodios provocan un déficit de oxígeno en el cerebro, lo que aumenta el riesgo de padecer problemas cardiovasculares, diabetes o infartos cerebrales. La persona afectada también puede padecer somnolencia, cansancio generalizado o depresión, y ver mermada su concentración y su rendimiento profesional y personal.

¿Cuáles son las causas de la roncopatía?

Las causas más comunes de la roncopatía y la apnea son la obesidad, obstrucciones nasales (pólipos, desviación de tabique), un paladar blando demasiado grande y el hipotiroidismo, entre otras. El denominador común en todas las situaciones es el hecho que haya un estrechamiento permanente o funcional, que puede tener su origen en diversos niveles de la vía aérea superior, produciendo una vibración intensa sobre las paredes de la faringe, que lo transforma en el sonido que percibimos como ronquido.

¿Se puede prevenir?

Es difícil prevenir el ronquido pero sí pueden tomarse medidas para mejorarlo. Así:

  • El ronquido empeora durmiendo boca arriba, por lo que se debe evitar dormir en esa posición.
  • El aire seco puede irritar e inflamar la mucosa nasal. Colocar un humidificador puede ser útil.
  • Algunas comidas contienen alérgenos que causan reacciones y pueden contribuir en estrechar las vías aéreas. Sería conveniente identificarlas y estudiar posibles alergias.
  • Evitar bebidas alcohólicas al atardecer, ya que el alcohol produce la relajación de la musculatura de la faringe, haciendo que vibre el aire al pasar, provocando el ronquido.
  • Ciertos medicamentos para dormir empeoran el ronquido y la severidad de la apnea del sueño.
  • El tabaco reseca e inflama las mucosas, por lo que se desaconseja totalmente.
  • Puede ser útil elevar el cabecero de la cama o utilizar más de una almohada. - La cirugía puede ser una alternativa, sobre todo en casos de anomalías anatómicas.

¿En qué consiste el tratamiento?

El tratamiento se puede basar en adelgazar, modificar hábitos de vida, abandonar el tabaco y el alcohol… También usar una mascarilla nasal que suministra aire a presión controlada por un aparato mecánico (CPAP), y la cirugía.

En concreto, la cirugía puede ser útil en anomalías anatómicas, tales como desviación de tabique nasal o engrosamiento de la úvula y paladar blando. Desde hace años existen técnicas quirúrgicas no invasivas que se realizan bajo anestesia local, con recuperación postoperatoria rápida. Asimismo, los dispositivos de avance mandibular son una alternativa no invasiva. Son una especie de “fundas dentales” que se emplean mientras el paciente duerme, adelantando la mandíbula respecto al maxilar superior, ensanchando con ello la zona retrolingual. Así, hacen desaparecer el ronquido y las apneas, siendo fáciles de utilizar y con un fácil proceso de adaptación.

Vídeos relacionados con Roncopatía


TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.