Cirugía robot da Vinci

Especialidad de Cirugía cardíaca

¿Qué es el Robot Da Vinci?

El robot Da Vinci es el Sistema Quirúrgico más puntero tecnológicamente del mundo. La empresa norteamericana Intuitive Surgical se ha encargado de su diseño y fabricación, además el robot tiene el deber de potenciar la capacidad y habilidad del cirujano. Otra de sus ventajas es que ofrece una intervención mínimamente invasivo en las intervenciones más complejas. Este nuevo sistema fue aprobado en el año 2000 por parte de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de los Estados Unidos.

¿Por qué se realiza?

El sistema del robot Da Vinci se utiliza en los tratamientos del cáncer prostático y otras afecciones urológicas, porqué facilita una recuperación más veloz de la continencia urinaria y también de la función sexual. Aun así, el robot Da Vinci se puede utilizar para tratar otras patologías en los siguientes campos: ginecología, cirugía general, cirugía oral y maxilofacial, cirugía pediátrica, cirugía torácica o cirugía cardíaca.

El cirujano dispone de una consola a través de la cual puede observar el interior del cuerpo del paciente durante la intervención
 

 

¿En qué consiste?

Este robot de última generación está formado por una consola, que hace la función de monitor adaptado para el cirujano, un carro con cuatro extremidades robóticas, un sistema de observación de alta precisión y los instrumentos denominados Endo Wrist, que son los aparatos que se utilizan en una cirugía, pero estos están adaptados para que sean colocados en las extremidades de los brazos robóticos. Estas piezas están estratégicamente creadas para que el profesional pueda mantener su destreza a la hora de realizar la operación.

El cirujano puede realizar la operación cómodamente sentado frente a la consola a través de una imagen en 3D y ampliada del interior del cuerpo del paciente, utilizando los controles del aparato es capaz de manejar todos y cada uno de los instrumentos Endo Wrist. El robot Da Vinci recibe las órdenes en tiempo real y realiza los movimientos de la mano, la muñeca y los dedos que ha ordenado el cirujano. Pese a que el sistema esté denominado como “robot”, no es programable ni puede tomar decisiones de forma autónoma. Siempre necesitará una orden para realizar cada una de las acciones.

Preparación para la intervención

La cirugía a través del robot Da Vinci se trata de una técnica mínimamente invasiva, pese a todo, el paciente deberá ponerse en manos de un especialista para someterse a análisis clínicos y que este observe su historial médico con tal de conocer su estado de salud. También es aconsejable que el paciente permanezca varias horas en ayunas, previamente a la intervención.

Cuidados tras la intervención

La principal ventaja del robot Da Vinci es la rápida y exitosa recuperación después del postoperatorio si se compara con la cirugía abierta más común. En algunos casos el paciente recibirá el alta sin la necesidad de hacer noche en el hospital. En otras ocasiones puede permanecer ingresado tan solo 24 horas. Pero por norma general el paciente no necesitará cuidados especiales, aparte de seguir la medicación que recomiende el especialista concreto en cada caso para aliviar los dolores fruto de la operación.

Alternativas a este tratamiento

La cirugía robótica o robotizada es una alternativa a la cirugía con el robot Da Vinci. En ella se utilizarán robots menos sofisticados pero igual de efectivos. La cirugía robótica ofrece las ventajas de realizar incisiones menores y con una gran precisión. Además el tiempo de recuperación y el dolor relacionado con la intervención son menores.

 

¿Qué es el robot da Vinci?

El robot Da Vinci es el sistema quirúrgico más puntero tecnológicamente del mundo. La empresa norteamericana Intuitive Surgical se ha encargado de su diseño y fabricación, además el robot tiene el deber de potenciar la capacidad y habilidad del cirujano. Otra de sus ventajas es que ofrece una intervención mínimamente invasivo en las intervenciones más complejas. Este nuevo sistema fue aprobado en el año 2000 por parte de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de los Estados Unidos.

¿Por qué se realiza?

El sistema del robot Da Vinci se utiliza en los tratamientos del cáncer prostático y otras afecciones urológicas, porqué facilita una recuperación más veloz de la continencia urinaria y también de la función sexual. Aun así, el robot Da Vinci se puede utilizar para tratar otras patologías en los siguientes campos: ginecología, cirugía general, cirugía oral y maxilofacial, cirugía pediátrica, cirugía torácica o cirugía cardíaca.

¿En qué consiste?

Este robot de última generación está formado por una consola, que hace la función de monitor adaptado para el cirujano, un carro con cuatro extremidades robóticas, un sistema de observación de alta precisión y los instrumentos denominados Endo Wrist, que son los aparatos que se utilizan en una cirugía, pero estos están adaptados para que sean colocados en las extremidades de los brazos robóticos. Estas piezas están estratégicamente creadas para que el profesional pueda mantener su destreza a la hora de realizar la operación.

El cirujano puede realizar la operación cómodamente sentado frente a la consola a través de una imagen en 3D y ampliada del interior del cuerpo del paciente, utilizando los controles del aparato es capaz de manejar todos y cada uno de los instrumentos Endo Wrist. El robot Da Vinci recibe las órdenes en tiempo real y realiza los movimientos de la mano, la muñeca y los dedos que ha ordenado el cirujano. Pese a que el sistema esté denominado como “robot”, no es programable ni puede tomar decisiones de forma autónoma. Siempre necesitará una orden para realizar cada una de las acciones.

Preparación para la intervención

La cirugía a través del robot Da Vinci se trata de una técnica mínimamente invasiva, pese a todo, el paciente deberá ponerse en manos de un especialista para someterse a análisis clínicos y que este observe su historial médico con tal de conocer su estado de salud. También es aconsejable que el paciente permanezca varias horas en ayunas, previamente a la intervención.

Cuidados tras la intervención

La principal ventaja del robot Da Vinci es la rápida y exitosa recuperación después del postoperatorio si se compara con la cirugía abierta más común. En algunos casos el paciente recibirá el alta sin la necesidad de hacer noche en el hospital. En otras ocasiones puede permanecer ingresado tan solo 24 horas. Pero por norma general el paciente no necesitará cuidados especiales, aparte de seguir la medicación que recomiende el especialista concreto en cada caso para aliviar los dolores fruto de la operación.

Alternativas a este tratamiento

La cirugía robótica o robotizada es una alternativa a la cirugía con el robot Da Vinci. En ella se utilizarán robots menos sofisticados pero igual de efectivos. La cirugía robótica ofrece las ventajas de realizar incisiones menores y con una gran precisión. Además el tiempo de recuperación y el dolor relacionado con la intervención son menores.

loading...
TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.