Rinoplastia secundaria

Especialidad de Otorrinolaringología

¿Qué es la rinoplastia secundaria?

La rinoplastia secundaria o de revisión es un tipo cirugía nasal que se realiza sobre una nariz operada previamente.

Puede darse la posibilidad que en la rinoplastia secundaria se realice un aumento con injertos.
 

¿Por qué se realiza?

Se suele realizar debido a algún problema con la técnica primaria o la propia cicatrización, si se siguen percibiendo problemas estéticos o funcionales que desagradan al paciente.

Generalmente se realiza esta cirugía sobre las deformidades que hayan podido quedar en el tabique o en la forma externa de la pirámide nasal, aunque también existe un número elevado de pacientes que se someten a esta cirugía debido a un exceso de resección de los cartílagos. No es infrecuente que un paciente que se haya operado la nariz perciba que respira peor que previo a la cirugía. En otras ocasiones ya respiraba mal y nota que el problema no ha mejorado.

 

La rinoplastia secundaria siempre es una cirugía compleja.
 


 

¿En qué consiste?

La rinoplastia secundaria siempre es una cirugía compleja, ya que se están operando unos tejidos que ya han actuado los procesos inflamatorios y de consolidación, por lo que el despegamiento de los mismos es laborioso y precisa de una técnica quirúrgica más depurada.

Cuando la cirugía se requiere debido a un exceso de resección de los cartílagos el especialista necesita obtener material para injertar de fuera de la nariz. Es posible que haya quedado cartílago residual en el tabique nasal y si no es así lo obtendrán del pabellón auricular o de la costilla.

Normalmente antes de los 6 meses de la cirugía primaria no se realiza una rinoplastia secundaria.

Por la propia complejidad y la necesidad en ocasiones de obtener cartílago de fuera de la nariz la cirugía puede prolongarse hasta las 3 o 4 horas, dependiendo del caso y de las cirugías previas.

Preparación para la rinoplastia secundaria

Por lo general, hay que estudiar minuciosamente la estructura de soporte interno de la nariz, las fosas nasales y la apariencia externa.

Normalmente es el propio paciente el que puntualiza qué es lo que no le gusta o lo que percibe como mejorable.
 

Cuidados tras la intervención

En los primeros días tras la operación se aconseja no fumar, tener especial cuidado al ponerse las gafas y no usar lentillas hasta que lo indique el médico, no ingerir alcohol, evitar actividades que requieran contacto o esfuerzo físico e intentar hablar y gesticular lo menos posible.

La recuperación es parecida a la cirugía primaria, a excepción de las heridas producidas para la obtención de cartílagos externos a la nariz. Por ello, en la mayoría de los casos el paciente, al contrario que en la cirugía primaria, queda ingresado en el Hospital durante la primera noche. Además, los procesos de cicatrización son más lentos y generalmente no se ve el resultado hasta pasados unos meses.
 

Alternativas a este tratamiento

La rinoplastia secundaria es una cirugía que se realiza tras una operación de nariz y la única alternativa es no realizarla.

loading...
TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.