Radiofrecuencia facial

 

¿Qué es la radiofrecuencia facial?

El lifting por radiofrecuencia consiste en un tratamiento no invasivo de remodelación facial y corporal destinado a tensar cualquier tipo de piel y reducir la flacidez de cualquier zona, en este caso rostro y cuello. Además, se trata de un tratamiento indoloro que no requiere anestesia ni deja marcas o cicatrices.

 

¿Por qué se realiza la radiofrecuencia facial?

Se lleva a cabo para tratar la flacidez producida por el desgaste de colágeno natural y elastina, que se presenta en varias formas:

 

  • Envejecimiento de la piel
  • Líneas de expresión y arrugas
  • Falta de tono y flacidez y en cara y cuello
  • Papada, bolsas y ojeras

 

 

¿En qué consiste la radiofrecuencia facial?

Esta técnica se basa en la estimulación de la producción de colágeno y elastina a través de radiofrecuencia, que aporta calor a las capas internas de la piel. Para ello, se hace deslizar un cabezal sobre la zona a tratar para dirigir la energía hacia las zonas más profundas de la piel, estimulando el colágeno y el efecto tensor y corrigiendo la flacidez

 

Preparación para la radiofrecuencia facial

No requiere preparación, aunque siempre se hace antes un cuestionario para saber si el paciente toma algún fármaco o tiene alguna enfermedad hepática, renal, cardiovascular, etc.

 

Cuidados tras la radiofrecuencia facial

Tras el tratamiento, se recomienda tomar las siguientes medidas:

 

  • Beber entre 2 y 3 litros de agua al día
  • Tratamiento homeopático drenante (si es necesario)
  • Se puede tomar el sol, siempre y cuando sea con una protección adecuada
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar sus preferencias AQUI.