Pénfigo

Especialidad de Dermatología

¿Qué es el pénfigo?

El pénfigo es un conjunto de enfermedades poco comunes que afectan al sistema inmunitario. La enfermedad se manifiesta mediante ampollas en la piel y en las mucosas de la boca, la nariz, la garganta o los órganos genitales. No es una enfermedad contagiosa.

Existen diversos tipos distintos de pénfigo:

Pénfigo vulgar: aparecen las ampollas primero en la boca, y pueden ser dolorosas pero no provocan picor ni suelen dejar cicatrices.  Es la forma de pénfigo más común en los Estados Unidos.

Pénfigo foliáceo: las ampollas aparecen primero en la cara y el cuero cabelludo, para pasar al pecho y la espalda. También pueden surgir escamas en la piel que se desprenden fácilmente. En este tipo de pénfigo las ampollas sí que causan picor, pero no son dolorosas ni aparecen en la boca.

Pénfigo vegetante: en esta forma de pénfigo las llagas aparecen en las ingles y axilas.

Pénfigo lgA: este tipo de pénfigo es causado por el anticuerpo lgA, y es el más peligroso. Las ampollas pueden contener pus.

Pénfigo paraneoplástico: este es el tipo menos común de pénfigo, y afecta normalmente a personas con algunas formas de cáncer. Provoca llagas dolorosas en la boca, cortes y cicatrices alrededor de los párpados, ampollas en la piel y problemas en los pulmones.

Síntomas de pénfigo

Los síntomas varían en función del tipo de pénfigo, pero en general suelen manifestarse como ampollas en distintas partes del cuerpo. En algunos casos son dolorosas y en otros casos pueden causar picor o contener pus.

Causas del pénfigo

El sistema inmunitario produce anticuerpos para atacar virus y bacterias dañinas, pero cuando se produce pénfigo es porque el sistema inmunitario y sus anticuerpos están atacando a las células sanas de la piel y mucosas. Con este ataque, las células de la piel se separan, se acumula líquido en las capas de la piel y entonces se producen las ampollas. Se desconoce la causa del ataque del sistema inmunitario.

Tratamiento del pénfigo

Tras un diagnóstico de pénfigo por parte del dermatólogo, se tratará la enfermedad mediante medicamentos. Normalmente se administran altas dosis de antiinflamatorios para controlar el sistema inmunitario, ya sea por vía oral o por inyección. El dermatólogo también puede prescribirle inmunodepresores y antibióticos en caso de infecciones.

loading...
TOPDOCTORS utiliza cookies propias y de terceros para facilitar su experiencia como usuario de nuestra web y captar datos estadísticos mediante el análisis de sus datos de navegación. Si usted continúa con la navegación, entendemos que nos ofrece su consentimiento para el uso de cookies. Puede cambiar la configuración de cookies u obtener más información aquí.